Ferrol y la Armada

Dice el historiador Juan Granados Loureda que “la llegada de la nueva dinastía borbónica va a incidir decisivamente en el devenir histórico ferrolano. La fundación de los astilleros de A Graña y Esteiro, la creación de nuevas poblaciones  como la de  A Magdalena, significarán para la villa un salto cualitativo que marcará siempre su destino”.

Y es que Ferrol siempre estuvo unido a la Corona, y muy especialmente por los lazos mantenidos desde siempre con la Armada Española que contribuyó a que de aquella villa que en el año 1597, según su alcalde, contaba “con 240 vecinos y de ellos son pobres 200”  llegase a ser una ciudad, en ocasiones la primera de Galicia.

La Armada y Ferrol….Ferrol y la Armada, eran, son y serán (a pesar de algunos) como el cuerpo y el corazón, puesto que sin uno de ellos el otro no tiene vida.

Ferrol es y será una ciudad marinera, castrense, en la que la vida de la Armada estuvo siempre haciendo girar la vida de la ciudad. Cuando las “cuentas reales” no marchaban y por lo tanto la Marina no podía proceder a las construcciones navales se notaba muy y mucho , como ahora. Cuando había alegría en las “arcas del Reyno” se notaba  en la botadura de buques para la Armada.

Pero una cosa si estaba clara, el pueblo y la entonces Marina de Guerra estuvieron unidos “hasta las cachas”, en los momentos buenos yen los malos, y deberán estarlo siempre, sin que los colores políticos de tal o cual partido tengan que ser un muro de separación para esa unión.

La Armada en numerosas ocasiones, mal que les pese a algunos o por mucho que quieran decir otros en contra, siempre ha estado dispuesta al buen diálogo, al buen entendimiento, como hasta ahora lo viene demostrando y en gran parte porque muchos de los  altos mandos  son ferrolanos, piensan en ferrolano y viven como ferrolanos, estén donde estén, pues llevan a su “Ferroliño” en el corazón.

La Armada ayudó y bien a Ferrol, recordamos por ejemplo los tiempos en que “funcionaba” el Cuartel de Instrucción. Las juras de bandera eran memorables, miles de personas confluían en la “Capital del mar” y dejaban sus “buenos cuartiños”. O las botaduras de buques militares. Pero más… a pesar de la desfeita de algún presidente arrastrando la Flota para el sur, de algún ministro pepero que llevó a la desaparición de las capitanías generales aunque no se olvidó de beneficiar a su Cartagena querida, a pesar de todo…la Armada sigue en Ferrol y aquíí dispone de cuatro elementos fundamentales, sino más. Las dos Escuelas de Especialidades , la “Antonio de Escaño” y la ESENGRA, el Arsenal Militar y demás dependencias y  el Grupo de Acción Naval 1 (que por cierto dicen que pronto va a sufrir una reestructuración). La Armada está en Ferrol y se nota, participa en eventos, tiene abierto el museo y la biblioteca naval a disposición libre del público, permite las visitas abiertas a sus dependencias, colabora con su banda de Música en numerosos eventos, etc, etc y un largo etc. Y la Armada calla ante los desaires , como han tenido lugar en diversas ocasiones, el último en la no asistencia, ya no digamos del alcalde, de una representación municipal en la conferencia que pronunció este martes, día 14, el AJEMA clausurando el curso de la “Cátedra Jorge Juan”.  Son disciplinados y mantienen sus silencios.

Y dejémonos de lindezas, la Armada supone un apoyo económico claro a la ciudad, salarios diversos, pensiones, inversiones, trabajo a compañías, y aquí seguimos con el largo etc.

¿Y ustedes dirán…a que viene todo esto?.

Pues simplemente a reconocer, en un día tan emotivo como es el de la Patrona, la Virgen del Carmen, que como buenos ferrolanos debemos estar con nuestra Armada, con las gentes de la Mar tan cercanas a nosotros y agradecerles  el apoyo que siempre, desde hace siglos,  dan y siempre ofrecen a todo lo que significa una mejora para la ciudad.

En tal día como el de la Virgen del Carmelo, sería necesario, preciso y urgente, que determinados señores y señoras se den cuenta que la Armada no es su enemigo, que no asistiendo a los actos programados y a los que se les invitan, no es por “una causa política” sino que lo que es,  es una bofetada al pueblo ferrolano que aquí, repetimos, no piensa en colores varios sino en ferrolano.

La unión del pueblo con las Fuerzas Armadas debería ser la consigna  que quedase grabada en nuestras mentes. Porque..  esa unión, como siempre se dice, hace la fuerza, la fuerza necesaria para una España indivisible, libre, segura, armoniosa, solidaria y sobre todo fraterna.

“Soñando victorias, diciendo cantares,
marinos de España crucemos los mares,
delante, la gloria, la leyenda en pos,
debajo las voces de nuestros caídos,
y arriba el mandato de España y de Dios.”

Desde Ultramar.

Pedro Sanz-Director

Lea también

Editorial-En Ferrol, mesas de negociación a la espera y los presupuestos en la cuerda floja

Gobernar es más que difícil y sobre todo si no se cuenta con un grupo …