Representantes políticos visitan la estación de tratamiento de agua de Emafesa

visita concejales emafesa 12-8

Miembros de la corporación municipal de Ferrol visitaron en la mañana de este miércoles 12 la ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable) de Emafesa, en Catabois. En la visita asistieron los concejales de Servicios y Participación, Bruno Díaz y Álvaro Montes; los dos ediles del BNG, Iván Rivas y Eva Espiñeiro, y el representante del PP José Tomé, -la portavoz de C´s tuvo un imprevisto-. La misma tenía por objeto acercar a los miembros de la corporación municipal al funcionamiento y proceder de la ETAP, invitándoles con ello a hacer las consultas oportunas. Por parte de Emafesa asistieron el director tecnológico  y de procesos, Ildefonso Domínguez,; el gerente de la empresa, Alejandro Pisa, y técnicos del proceso de depuración.

«Trátase de ver as instalacións, o proceso de tratamento da auga e poder resolver as dúbidas directamente cos técnicos ao cargo», manifestó el concejal Bruno Díaz, matizando que tras la crisis del agua, en la que se prohibió el consumo humano, se han intensificado las analíticas en este último mes para garantizar la calidad del agua que consume la ciudad y el entorno.

No obstante, Díaz remarcó que el Gobierno local está abierto a hacer las valoraciones que haya que hacer y depurar las responsabilidades que correspondan sobre el proceso empleado, así como en las formas de comunicación entre administraciones.

Así, Díaz trasladó a la ciudadanía que se está haciendo un control diario de los trihalometanos (THM) en el agua, estando los resultados muy por debajo del límite permitido: menos de 30 microgramos por litro en distintos puntos de la red. También declaró que se está prestando especial atención ante la alerta existente por parte de Aguas de Galicia por la proliferación de cianobacterias que liberan microcistinas.

«Fanse controis diarios na saída da planta potabilizadora para garantir que non existe microcistina que, a día de hoxe, non presenta problemas e para controlar os subprodutos derivados do tratamento desa cuestión», remató Díaz.

Funcionamiento de la ETAP

Las instalaciones que Emafesa -empresa mixta de aguas de la ciudad donde el socio privado es Urbaser (49%) que tiene la competencia de la gestión técnica- están ubicadas en Catabois al ser construidas en los años sesenta y remodeladas en los noventa.

La ETAP es el punto de entrada y recepción del agua natural que proviene de As Forcadas, en Valdoviño -actualmente en el 88% de su capacidad total que es de 9.89 hectómetros cúbicos-, que abastece a los Concellos de Ferrol, Narón, Fene, Ares y Mugardos. Tiene capacidad para procesar 1.100 litros de agua por segundo y trabajan la razón de 43.000 metros cúbicos diarios, la mitad de su capacidad total, que se acerca a los 90.000.

El agua del pantano viaja a través de 17 kilómetros de tuberías desde As Forcadas hasta desembocar en la ETAP de Catabois, donde es tratada para garantizar su potabilidad, así como sometida a los controles de calidad que marca la normativa, que suman en torno a 1.500 analíticas anuales repartidas entre varios laboratorios acreditados -uno propio y otros externos- en función de la especificidad de la prueba y del parámetro, según las explicaciones que ofrecieron gerente y el director técnico de procesos de Emafesa a los concejales.

La red de agua potable de Ferrol suma 9 depósitos: Catabois (4), El Sino Alto (2), El Sino Bajo (2) y A Bailadora, cada uno de ellos con 10.000 metros cúbicos de capacidad.

Los de Catabois suministran a los barrios de San Xoán, San Pablo, Canido y Serantes, además de suministrar a los municipios de Narón, Fene, Ares y Mugardos. El grupo de tanques asentados en O Sino abastecen las redes de Caranza, Ensanche A, Carretera de Castilla y Ultramar (Sino Alto), y de Recimil, A Magdalena, Ferrol Vello, Marina y Autoridad Portuaria (Sino Bajo), mientras que un último depósito en A Bailadora suministra la zona rural.

El agua circula por una red que suma 350 kilómetros de conducciones para suministrar agua a 37.000 abonados de Emafesa en Ferrol, existiendo distintos puntos de control siendo el último y más largo el de San Felipe.

El agua natural que proviene de As Forcadas es «de muy buena calidad por norma general», según las explicaciones hechas hoy por los técnicos de la empresa. Se mezcla, en primer lugar, con dióxido de cloro -para controlar los trihalometanos que derivan del tratamiento para contrarrestar el incremento de la carga de materia orgánica- y, ya posteriormente, con policloruro de aluminio.

Este último tiene la función de romper las moléculas que flotan en el líquido con el fin de agruparlas, haciendo que pesen más y depositen en el fondo de los vasos de sedimentación por donde pasa el agua, después de ser decantada, para fluir con claridad.

Antes de pasar a los depósitos que suministran las empresas, negocios y hogares, el agua aún pasa por un último proceso de postcloración y esterilización, atravesando una serie de filtros. En total, el tiempo que tarda entre que llega de As Forcadas y pasa a la red para correr por las llaves de nuestras casas es, aproximadamente, de cuatro horas.

Lea también

Ferrol-El BNG sitúa la recuperación de la Ría o la carga de trabajo en Navantia como prioridades para los PGE

El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, y el portavoz municipal de la …

Un comentario

  1. Porque tiene tantísimo cloro el agua ultimamente???