Tradición y modernidad para la Plaza de Armas

burgoa-211114Juan J. Burgoa- TIRANDO A DAR

Las plazas urbanas siempre han sido un lugar de encuentro donde los ciudadanos se pueden reunir sin distinción de procedencia, posición social o ideología, siendo espacios abiertos y públicos que constituyen la esencia de la urbe. En el mundo occidental, desde el ágora griega y el foro romano, pasando por el mercado medieval y el paseo barroco, la plaza llega a su culmen en el Renacimiento adornándose de artísticas estatuas.

Han pasado bastantes años desde que tuve la oportunidad de leer en Madrid una interesante publicación de Enrique Tierno Galván titulada «Tradición y Modernidad», donde el autor exponía que una de las verdaderas conquistas sociales y culturales del ser humano se basaba en un ajustado diálogo y conjugación del pasado (la tradición) y el futuro (la modernidad). Esta dicotomía se puede aplicar a las esculturas levantadas en nuestras plazas y calles.

burgoa-14-2-1

Se está hablando de un «Concurso de Ideas» para la plaza de Armas de Ferrol. Basado en lo anterior, mi propuesta para la reforma de la citada plaza, cada vez más afeada y descuidada con el paso de los años, es dotarla de esculturas que reflejen la Tradición y la Modernidad, colocando en su centro una estatua (un busto en este caso) que representa el pasado o tradición, flanqueándola de tres estatuas que representan la modernidad. En este caso nada mejor expresa y representa la tradición o el pasado que la estatua conocida como el «Cabezón», el busto de Camilo Alonso Vega, obra recién recuperada y que estuvo colocada el pasado siglo en un lugar del paseo marítimo de Caranza.

Como representación de la modernidad, rodeando a la anterior en torno al perímetro de la plaza, nada mejor que colocar las tres últimas estatuas que el anterior gobierno municipal tuvo la ocurrencia de diseminar por diferentes lugares de la ciudad a mayor gloria y todavía peor descrédito de sus protagonistas: el coloreado Marqués de la Ensenada, el cazurro José Canalejas y el capuchoncito que, al estilo del pequeño Nicolás, parece representar a la Semana Santa ferrolana.

burgoa-14-2-2

Lea también

En defensa das Humanidades no Campus de Ferrol

No artigo de hoxe, e seguindo as últimas novas da nosa comarca, trataremos sobre os …

3 comentarios

  1. Mi mujer siempre dice que la mejor estatua que se podía poner en Ferrol es una de Franco y Pablo Iglesias jugando una partida de ajedrez (a lo que yo añado que el público podrían se unos marinos y unos obreros, quién sabe si alambicando la gran idea original).

  2. Una de las funciones de las plazas, además de ser lugar de juegos para los niños, es facilitar el movimiento de los vehiculos y el de las personas.

    En la foto que aporta Juan J Burgoa pueden verse que hace años la plaza podía cruzarse diagonalmente en ambas diagonales, lo cual hace que la ciudad sea más transitable.

    Sería, en mi opinión, una buena idea el volver a permitirlo y haciéndolo sin escalones, de modo que pueda ser utilizado por personas que utilicen sillas de ruedas, carritos de la compra, etc.

    ¿Cuando llegará un alcalde que tenga el valor de poner la Plaza de España tal y como estaba inicialmente, pero sin “el caballo”?. Los ferrolanos quedaríamos satisfechos y olvidaríamos y perdonaríamos el haber gastado varios miles de millones de euros inutiltmente.

  3. las plazas públicas ya se han privatizado. ahora se llaman centro comercial y favorecen la alienación.