El Club Rugby Ferrol perdió su partido ante el Campus Ourense

El Club Rugby Ferrol cayó derrotado en la final de la liga gallega en Ourense de forma contundente. Una primera parte activa y trabajada por parte ferrolana en la que la iniciativa fue cambiando de bando pero sin crear peligro y con un gran despliegue físico por parte de ambos equipos. Nada más comenzar el enfrentamiento Ourense tomó la delantera en el marcador sin que el equipo de Fran Usero hubiera entrado en el partido y esa tónica de equilibrio alterno se mantuvo hasta casi la final del primer tiempo donde la lesión de Mauro con un problema de rodilla favoreció el juego de tres cuartos del equipo de David Monreal que logró transformar un golpe de castigo dejando el marcador en un 10-0 al descanso, justa diferencia para lo mostrado sobre el césped sintético del Campus de Ourense.

El descanso sentó mal a los ferrolanos que no acabaron de coger sensaciones de juego ante la formidable presión defensiva orensana que desarboló el juego de los de Fran Usero usando las mismas armas que los ferrolanos, llevando el juego lejos de las agrupaciones, corriendo desde los alas y con el juego al pie de sus recién fichados apertura y zaguero, de esa forma y con el bajón físico y, sobre todo, anímico que sufrió al verse en clara inferioridad, los ensayos fueron cayendo paulatinamente. El Campus Ourense sacó al campo todo su repertorio de jugadas y el Club Rugby Ferrol no supo cómo sacarse de encima la presión hasta el 40-7 final en la peor segunda parte jugada por el Club Rugby Ferrol en los últimos años.

La parte negativa, perder la final de la liga gallega, un título es un título y no se deben dejar pasar estas ocasiones. La parte positiva, una nueva experiencia de juego y una ocasión para aprender y corregir los errores cometidos. La exigencia del Club es muy alta pero no se debe olvidar que la plantilla es corta y que hay muchos jugadores que tienen minutos y que apenas tienen un par de temporadas de rugby a sus espaldas e, indudablemente, se aprende más de las derrotas que de las victorias.

Ahora toca pasar página y reflexionar y analizar los errores de cara a la exigente fase de ascenso; los orensanos han demostrado su cartel de claro candidato al ascenso, junto a ellos y los ferrolanos jugarán dos equipos castellanos (la final de la liga castellana será la próxima semana entre el Levidrio León y el Salamanca ADUS) y dos equipos vascos (cuya liga termina el 1 de mayo).

En resumen, los hombres de Fran Usero se han encontrado de frente con la realidad y han visto que si no juegan al 101% su atractivo modelo de juego puede hacer aguas ante equipos dinámicos y físicamente potentes. Se ha perdido una final, sí, pero si sirve de elemento cohesionador y concentrador de cara al futuro inmediato, será más valioso que haberse alzado con la victoria.

Lea también

Los deportistas del Náutico Narón con gran protagonismo en el evento solidario «24H non stop, stop al coronavirus»

Cerca de 200 deportistas han tomado protagonismo a través de las redes sociales, en un …