A escola na cidade

julia dopico dovale-13-12Julia Mª Dopico Vale.

Un sugerente epígrafe para el concierto de alumnos pertenecientes a la Escuela de Altos Estudios Musicales que seleccionados por su nivel de excelencia pudieron tocar acompañados por la Real Filharmonía de Galicia en un concierto celebrado el día 22 en Compostela, comenzando así el inicio de su andadura como intérpretes que persiguen el fin de integrarse en orquestas sinfónicas. Dirigidos por el Maestro Zumalave, que con la humildad que caracteriza a los grandes entre bambalinas bromeaba:«mueve las manos y algo sucederá», los alumnos se convirtieron en auténticos protagonistas de un concierto de dos horas que dejó muy alto el pabellón de las enseñanzas musicales de Galicia, con un cuidadoso programa tanto a nivel técnico como artístico.

Laia Albinyana abrió el telón con el Concierto para flautino en Do Mayor de Vivaldi, una auténtica joya del barroco; siguió la trompa del pontevedrés Ismael Vidal, con Förster; de Telemann, el compositor que afirmaba que la música «no debería de suponer un esfuerzo»– los grandes compositores siempre tienen muy en cuenta las posibilidades técnicas de los intérpretes-, escuchamos su Concierto para trompeta en Re Mayor, siguiendo los vientos con el fagot de Javier Sánchez y Weber.

Se abrió el tiempo para las apolíneas cuerdas: Haydn, el compositor que cuando se sentía dichoso «hacía bailar y saltar las notas desde su pluma» lo consiguió con los violoncellos de Juan Antonio Carrillo y Miguel Blanco, para proseguir con el violín de Aida López, que brillantemente ejecutó el Concierto en La M de Mozart. Raquel Miguélez se arriesgó con Bottesini y el brillante final vino nada más y nada menos que con los Aires Bohemios de Sarasate, el virtuoso que inspiró algunas de sus obras en nuestra tradición gallega. El jovencísimo César Sánchez hizo justicia a estos Aires Bohemios obteniendo un clamoroso aplauso.

Feliz fusión por tanto de la Escuela de Altos Estudios Musicales y la Real Filharmonía de Galicia, orquesta cuya presencia siempre celebramos en Ferrol, sobre todo en las últimas programaciones de la Sociedad Filarmónica Ferrolana. Un «maridaje» que hace posible que estas jóvenes promesas vivan con ilusión el inició de lo que será una venturosa travesía musical. A todos ellos…Enhorabuena!.

Lea también

Nulidades de Matrimonio

José Carlos Enríquez Díaz Debe reconocerse que la Iglesia sugiere a los demás que admitan …