El PP de Fene critica que el alcalde se vea obligado a aprobar un Plan Económico

El portavoz del Partido Popular de Fene, Gumersindo Galego, aseguró esta mañana que el Plan Económico-Financiero elaborado por el alcalde y concejal de Hacienda, Juventino Trigo, «nace muerto», asegurando que «es la primera vez en la historia de Fene en la que un gobierno se ve obligado a aprobar esta medida y, lo que es más grave, después de que el señor Trigo intentase vender una situación económica boyante, recogida en unos presupuestos que no logró sacar adelante y que, en sus palabras, contemplaban la mayor inversión nunca vista».

Gumersindo Galego lamentó que «intente responsabilizar al PP de la necesidad del plan, ya que las obras que realizó en el primer semestre de 2015 y que financió con cargo al remanente de 1,4 millones que dejó el gobierno popular fueron tres, con un importe muy lejano a los 550.000 euros con los que se incumplió la regla de gasto, obligando a la elaboración del plan». Añadió también que «si no se financiaron con cargo a otras partidas fue porque el propio BNG se opuso al plan de aglomerados diseñado para la zona urbana y rural por el anterior ejecutivo local», criticó.

«El nacionalista ha incumplido todos los plazos marcados por el Ministerio de Hacienda. Según el propio plan elaborado por el alcalde, a su vez edil de Hacienda, se constató el incumplimiento de la regla de gasto el 27 de abril de 2016 y la ley marca un plazo máximo de un mes para presentar el plan al pleno. La misma normativa señala que el pleno lo tendría que haber aprobado en un máximo de dos meses, julio de 2016, y su puesta en marcha no podrá exceder los tres meses desde la constatación del incumplimiento, el 27 de julio. En definitiva, que ya tendría que estar en vigor sobradamente». En este sentido, Galego recuerda que el Ministerio de Hacienda llegó a hacer tres requerimientos al alcalde para que elaborase el plan, que salió adelante en el pleno por mayoría simple (BNG e IU).

Galego apuntó que «no sólo eso, en el mismo plan, el alcalde llega a proponer como una máxima la aprobación del presupuesto para el año 2016 cuando, a 9 de noviembre, no fue capaz de sacarlo adelante. Ni siquiera se atrevió a supeditar su aprobación a una moción de confianza. Una prueba de la preocupación del nacionalista por aprobar el documento maestro que rige las políticas del Concello».

Lea también

Ares acoge una exposición sobre los oficios del mar y del litoral

Siguiendo con las actividades enmarcadas dentro del proyecto cooperativo que se mantiene con Valdoviño, el …