Enrique Granados, cien años después

Isabel Pére3z Dobarrro
Isabel Pérez Dobarrro

Julia Mª Dopico Vale.

Se cumple en este 2016 el centenario de la trágica muerte de una de las figuras más relevantes de la julia dopico dovale-13-12música española, el compositor Enrique Granados, ahogado en las aguas del Atlántico junto a su esposa, Amparo Gal, cuando regresaba a bordo del “Sussex”, torpedeado por un submarino alemán, de la ciudad de los rascacielos, tras estrenar en el Metropolitan de Nueva York su ópera Goyescas, con la que obtiene un gran éxito.

La música española pierde así al Maestro de exquisita delicadeza y derroche de poesía, caballeresco y soñador, creador de una música melancólica, ensoñadora, de romanticismo nada trasnochado, capaz de traer al nacionalismo español, abrazado a través de su Maestro Pedrell, en el reconocido “ renacimiento musical español del S.XIX”, las consecuencias de Chopin, Schumann, Grieg…acertando de esta manera plenamente en sus obras para piano, como en las Goyescas o las Danzas españolas, en las de canto, con sus Canciones Amatorias o en las Tonadillas de casticismo quebrado en romántica ternura o en la obra sinfónica y teatral, si bien aquí la crítica pronuncia su desproporción entre las ambiciones y los medios a su servicio.

La obra de Granados, merece pues “per se” su lugar consagrado, algo a lo que contribuyó Frank Marshall, director de la “Academia Granados”, Conchita Badía, su discípula predilecta, o el propio Pablo Casals, al que el compositor dedica su Danza Gallega, escrita para cello y piano.

Vivimos pues una efeméride que desafortunadamente no deja huella en Ferrol, pero sí en la “New York isabel-perez-dobarro-2University”, a donde vuela el corazón de la compostelana Isabel Pérez Dobarro, pianista y profesora de esta universidad, a la par de proyect manager y proyect officer en comunicación en “Jóvenes por el Desarrrollo Sostenible”- organización que pretende cambiar el modelo de crecimiento económico desigual, también a través del arte y de la música-, para organizar con gran éxito, los pasados 18 y 19 de noviembre, el Festival “Granados: Compositor, Pedagogo y Virtuoso”, con gran influencia mediática también en España ya que del evento se va a hacer eco “Scherzo” en su nº 323, una de las mejores revistas especializadas en música de nuestro país, “Coralia Magazine”, “Clásica F.M”…y las páginas de “Nordesía” o la “Galería” de nuestra prensa local, en la entrevista que tuve la oportunidad de realizar a la joven promesa en la última edición de los “Cursos Internacionales de Música en Compostela”.

Un ciclo en el que se analizó e interpretó la obra del compositor, en la Sala Steinway de la universidad neoyorkina y en el que participaron (musicalmente hablando) Sergi Casamelles, con su versión para el Cuarteto para Cuerdas y Piano, interpretado por la propia Isabel, Eduardus Halim, con su extraordinario recital, Jose Menor o Adam Ken… entre otros, cumpliéndose así el compromiso de divulgar y difundir la obra de nuestros grandes compositores españoles.

Lástima que la música gallega no estuviese presente, porque la hay. Citaba antes la Danza Gallega para cello y piano o la primera obra orquestal del Maestro, la Suite sobre Cantos Gallegos, “estrenada” actualmente (1995) en edición de Margarita Viso en A Coruña e interpretada en el Palacio de la Ópera de la misma ciudad por la Sinfónica de Galicia dirigida por Victor Pablo Pérez (2008). Una obra en la que a través de sus cuatro movimientos: En la Montaña, Danza Gallega, Morriña y Final Granados “pinta” la estampa de nuestra propia tradición musical (incluso cuando el oboe se convierte en la reminiscencia de nuestra enxebre gaita).

Pero bueno, también es cierto que todo no se puede pedir.Desde Ferrolterra vaya todo el reconocimiento  a la puesta en valor de nuestra cultura musical, merecedora del digno puesto que ocupa en las salas y teatros internacionales.

 

Lea también

Santa Cecilia

Julia Mª Dopico Vale El día 22 de noviembre se celebra el Día de Santa …