Poesía en Ferrolterra

 

Eva Veiga presentó en Pontedeume sus últimas obras

«Porfía a auga en romper
o seu cántaro».

Julia Mª Dopico Vale

Un cántaro de poesía el que tuvimos esta semana en Ferrolterra, con dos actos inmensamente líricos. Por orden cronológica, el primero, en el «Aula de Cultura» de Pontedeume, albergada en el secular Convento de San Agostiño, núcleo de la actividad cultural de la hermosa tierra de las fragas, donde Eva Veiga, la poeta de Ombre, su patria primigenia, acompañada del Alcalde, Bernardo Fernández Piñeiro, la Concejala de Cultura, Yolanda Vázquez y la profesora y crítica de literatura, Teresa Seara, presentó dos de sus últimos libros: «Soño e Vértice» y «Silencio Percutido». Cierto es que una presentación de «dos en uno» podría parecer, en palabras de la propia autora algo un tanto «estrambótico», o digo yo, excesivo, ya que escribir poesía es algo sumamente intenso, algo complicado que requiere tiempo y maduración. Pero en este caso el hecho se explica porque aunque los poemarios fueron escritos en tiempos diferentes, ambos presentan el nexo común de haber obtenido sendos premios en el 2016: El «Premio de Poesía Concello de Carral»- en su XXIII edición- y el «Premio Cidade Ourense de Poesía».

Interesantísima la introducción analítica de Teresa Seara, que supo ahondar en la inmensidad trascendental que aflora en estos versos: «El poeta tiene que ser un pulso herido que saque las cosas del otro lado». Sí. De este lado desconocido, pero intuido, de este lado oscuro para nosotros, pero repleto de inextinguible luz. Eva vino a hablarnos de los temas que marcan su proyección poética: La «infancia», el lugar inaugural de nuestro ser, cuando nuestros ojos se abren por primera vez al mundo, la primera experiencia inocente. Una especie de milagro. La «muerte», pero no como una catástrofe (a fin de cuentas no existe mientras estamos vivos), si no como algo que nos permite ahondar sobre la propia vida, guía que marca nuestro camino. El «ritmo», percusión del corazón, que donde nada hay trae a la poesía marcando su propia intensidad y también los propios recuerdos, esos que nos habitan resonando en la música y el sentimiento. Los «sueños», que son la proyección al futuro, imprescindibles para el ser humano y el «silencio», el espacio blanco donde surge lo que los poetas buscamos. Pensamientos sublimados a través de la palabra poética que en Eva Veiga alcanza más grande dimensión, en acto único, irrepetible, de intensa comunión entre su esencia y nosotros mismos.

V Certamen Literario de  Narart

La segunda cita poética, justo al día siguiente, de mano de Narart, asociación cultural vinculada a Narón que celebró su «V Certamen Literario». Iniciativa de su presidente, J. Ignacio Dapena y Esther Val. Diez poetas, entre ellos yo misma, participamos en este encuentro en el que el invitado de honor fue Karlotty Valle. Poeta, viajero, agitador y tabernario; acunado por su madre con los versos de Rosalía y emblemático por ser alma mater en la celebración anual de la «Semana da Poesía Salvaxe de Ferrol», en la que «la poesía vuela por cada rincón, por cada esquina, por cada calle… allí en donde se respira, se talla y moldea con ella el mundo, la vida, los sueños y la lucha por algo mejor».

Junto a Karlotty, Mª Jesús Millarengo, que leyó fragmentos de su última obra presentada en la «Sala de Cultura del Sporting Club Casino» de A Coruña; Carmen Romero, Aurora Varela, Saray Díaz, la ausente y aún siempre presente, querida y estimada, Juana Corsina, Andrés Riveira, Diana Castro, Mariola Hermida, Manuel Díaz, Flor Tamacido y Antón Cortizas.

Eclecticismo de formas, temáticas, estilos…reveladores de cada personalidad, de cada manera de entender el mundo y los sentimientos. Concluyó el acto con la música de mi bandurria y la Habanera Aurora, obra de infancia del maestro ferrolano José Arriola y luego temas de tipo popular con la hermosa voz de Carmen Romero, acompañada a la guitarra de Iria y Francisco Pérez. No se podía pedir más poesía a esta semana en Ferrolterra.

 

Lea también

Escuchando las estrellas

Julia M.ª Dopico Vale Un concierto estelar el de la Real Filharmonía de Galicia este …