A licitación la eliminación de vertidos en la zona de la estación del ferrocarril en la ribera de Neda

La Diputación de A Coruña destina 67.449 euros a un proyecto para eliminar los vertidos en la zona de la estación del ferrocarril de la ribera de Neda, que afectan directamente a las aguas de la ría de Ferrol.

El ayuntamiento de Neda saca este lunes la licitación este proyecto, que se incluye dentro del Plan de Acción Social (PAS) provincial, y que se realizará en un plazo estimado de tres meses.

Las obras consistirán en la ejecución de nuevos pozos de ataque, tramos de colectores y diferentes tuberías, que garantizarán la adecuación de la red de saneamiento a las normativas medioambientales vigentes, y la dotación de un servicio de calidad para los habitantes del ayuntamiento.

Con la financiación de estas medidas, la Diputación de A Coruña responde a una reivindicación del municipio para solventar las carencias en la red de saneamiento, que ya había sido comprometida por diferentes administraciones pero que nunca se llegó a ejecutar.

Estas carencias no sólo afectan a la calidad de las aguas de la ría y a las actividades pesqueras, sino que repercuten en la calidad de vida en una zona muy próxima a viviendas y a lugares de interés turístico y cultural como el pazo de la Merced o la ruta del Camino Inglés.

Nuevo colector bajo las vías del tren

Con el objetivo de eliminar el vertido originado en el colector paralelo a las vías del ferrocarril, se realizará una perforación horizontal para pasar un nuevo colector bajo las vías del tren. De este modo, se conectará un nuevo pozo, que se situará en paralelo a las vías del tren en la margen sur, hasta otro pozo en la margen noroeste de las mismas.

También se ejecutará otro nuevo tramo de colector, que conectará los nuevos pozos al existente bajo a AP-9.

El nuevo colector se ejecutará con tubería de PVC de doble pared, corrugada exterior y lisa interior, y los pozos se realizarán con aros prefabricados de hormigón sobre solera de hormigón y estarán dotados de tapas y cercos de fundición dúctil.

Para garantizar la seguridad de los pozos de ataque, se contendrán las paredes mediante tablestacas y se realizará el asentamiento de los mismos mediante 50 centímetros de pedraplén bajo una capa de 20 centímetros de graba.

Previamente, y para favorecer el acceso de la maquinaria a la zona de actuación, se procederá al desbroce y despeje de las cercanías, así como a la explanación y rasanteo de los terrenos.

Tras excavar la zanja para el emplazamiento del nuevo colector,se  rellenará con material procedente de la excavación de la misma zona.

Lea también

La Cofradía de Barallobre denuncia la situación «límite» de los mariscadores de la ría de Ferrol por la falta de almeja

El patrón mayor de la Cofradía de Mariscadores Santiago Apóstol de Barallobre, en Fene, Jorge …