El nuevo secretario general

Sr. Director:

En el PSOE, cuando había un mal resultado electoral, el primero en asumir la responsabilidad era el secretario general; es el caso de Joaquín Almunia en las elecciones del 12 de marzo de 2000 o de Pérez Rubalcaba en las elecciones europeas del 25 de mayo de 2014; ambos fracasaron, presentaron la dimisión y ya no lo volvieron a intentar.

Pedro Sánchez perdió las elecciones del 20 de diciembre de 2015, sacando 90 diputados, el peor resultado de la historia del PSOE. Después el 27 de junio de 2016 pierde de nuevo y baja a 85 escaños, por lo tanto la única opción era permitir gobernar el partido más votado con una abstención negociada, pero se mantuvo en el “no es no”. Menos mal que la comisión gestora del PSOE liderada por Javier Fernández tomó las riendas del partido y decide abstenerse en la segunda votación permitiendo así que se forme gobierno y evitar unas terceras elecciones, que sería la peor de las soluciones tanto para el PSOE como para España.

En el último barómetro del CIS Javier Fernández ha sido el líder político mejor valorado.

Ahora resulta que Pedro Sánchez vuelve, no aprendió nada de los anteriores secretarios generales ni de sus propios fracasos. Parece que está tan obsesionado con su ansia de poder que no ve la realidad. Señor Sánchez, usted ya demostró su ineficacia, deje a otros que lo intenten.

Lo que necesita el PSOE es articular un proyecto moderno prácticamente recogido en las declaraciones de Granada del 6 de julio de 2013, donde a través de una reforma de la Constitución vayamos a un estado federal.

El nuevo secretario general tendrá que aglutinar todo el partido en torno a este programa y así conseguir de nuevo la confianza de millones de votantes en las próximas elecciones.

Andrés Sanjurjo Martínez

Lea también

Ferrolanos.-Imeldo Corral, uno de los mejores pintores gallegos de su tiempo

Imeldo Corral nace en  el barrio de Esteiro en Ferrol el nueve  de junio de 1889. Es considerado …