«Cantata rosaliana»

Acto de presentación de la "Cantata Rosaliana" en la Casa-Museo de Rosalía de Castro en Padrón.

Julia Mª Dopico Vale.

«Cantata Rosaliana», éste es el título de una de las obras del prolífico compositor gallego Fernando Arias. Una obra inspirada en nuestra poeta más universal, Rosalía de Castro y dedicada a la «Coral Polifónica Follas Novas» en reconocimiento a su aportación a la música de Galicia desde su fundación en un ya lejano 1944. La obra fue presentada oficialmente en la Casa-Museo de la insigne poeta en Padrón, en un acto institucional en el que además del compositor, el propio Fernando Arias asistieron representantes de la coral: Jaime Seoane, Fernando Sandino y Jesús Mª Massa y el Presidente del «Patronato Rosalía de Castro», Anxo Angueira.

La «Cantata Rosaliana» es una obra para soprano, mezzo soprano, barítono, bajo, coro mixto y piano, en la que junto a los versos inmortales de la insigne poeta surgen otros del propio compositor que descriptivamente reflejan conceptos y vivencias de Rosalía y también sus sentimientos más enfrentados a través de seis musicales y sustanciosos movimientos: el primero, «Follas Novas», en el que el barítono «relata» la formación del coro que toma su nombre de uno de los más significativos poemarios de Rosalía; el segundo, «Cartas a Rosalía» en el que se extraen fragmentos de la generosa correspondencia entre la escritora y Manuel Murguía, hablando de sus preocupaciones existenciales y que transcurren en diálogo musical entre la soprano - Rosalía- que se anuncia será Clara Jelihovschi y el barítono-Murguía- en voz del ferrolano Gabriel Alonso; el tercero, o «Coro dos Emigrantes» en el que nuevamente Arias libando de la fuente poética de«Castellanos de Castilla» (…tratade ben aos galegos/ cando van van como rosas/ cando ven, ven coma negros…) plantea el doloroso tema de la emigración gallega; el cuarto «Cantares Gallegos» en que presenta los versos de «Adiós Ríos, adiós fontes»en los que la voz del pueblo (el coro) se une en perfecta simbiosis con la voz de la poeta, porque ambos se funden y se identifican en un mismo sentir, en un mismo aliento; «Calade», la cruenta imposición del silencio sobre lo que es más nuestro, y para finalizar la «Canción de Cuna para Rosalía de Castro morta» con uno de los poema gallegos de Federico García Lorca: «Érguete, miña amiga/ que xa cantan os galos do día!/ Érguete, miña amada, porque o vento muxe, como una vaca!...».

Una Rosalía que se mantiene firme a través del paso de los siglos, esta vez con la nueva obra de Fernando Arias y su «Cantata Rosaliana». Una buena música posible y también… necesaria.

 

Lea también

God save you, Theresa

Miguel Mahía Después de pasar unos días por la campiña inglesa la entrada es obligada, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *