El informe del CES sobre Ferrolterra

Enrique Barrera Beitia

He descargado el documento de 200 páginas, que el Consello Económico e Social de Galicia ha elaborado para analizar la situación en Ferrolterra, y lo he leído. Tiene gran profusión de gráficas y estadísticas, pero en realidad no dice nada que no se haya dicho: contracción demográfica, envejecimiento de la población, elevado paro, enorme dependencia de las pensiones de jubilación y de otras prestaciones sociales, elevado riesgo de exclusión social…

Tampoco son novedosas las estrategias que propone para revertir esta situación: mejorar la conexión ferroviaria, usar al máximo el puerto exterior, sanear la ría para crear bancos de marisqueo, potenciar el turismo, modernizar el astillero, coordinarse con la Universidad…

Sin embargo, esta ausencia de sorpresas analíticas y de propuestas es buena noticia, porque significa que hay una gran coincidencia en lo que hay que hacer para ir saliendo de esta situación. El análisis está hecho y no hay varitas mágicas, pero sí recursos endógenos, que bien usados, pueden mover la comarca en la dirección correcta.

La existencia de una autopista y los polígonos industriales son las instalaciones más valoradas (7.4 y 6.7 respectivamente) por los agentes políticos y empresariales de Ferrol y su área de influencia. La ausencia de un ferrocarril adecuado para el tráfico de mercancías, es el peor valorado (2.1) El CES viene a lanzar indirectamente un mensaje a Ferrol. No es necesario suelo industrial en esta ciudad, porque ya lo hay en los concellos vecinos.

Valoración empresarial de la situación actual y perspectivas de futuro en el área de Ferrol, según los sectores con mayor presencia empresarial. Para el futuro hay confianza en una mejoría, pero moderada (3.8 a 4.6). El sector más pesimista es el de la alimentación (una población que se reduce en número y envejece, come menos). Los sectores más optimistas son el naval, el metalúrgico y el de maquinaria. Sorprende el optimismo del sector de la construcción, cuando en Ferrol hay miles de pisos vacíos.


La crisis demográfica se aprecia en esta pirámide demográfica de Ferrolterra, comparanda 1988 y 2015. Menos población y mayor edad media. Nuestro futuro pasa no sólo por fijar población, sino por atraer inmigrantes.

 

Lea también

A Ribeira Sacra

Ramón Veloso ( ramonveloso@ramonveloso.com) Está visto que no hace falta grandes viajes de muchos kilómetros para …

Un comentario

  1. Señor Barrera: Vuelvo a encontrar un punto en el que se escora hacia la izquierda; lo que hay que hacer es aumentar la natalidad con políticas que la favorezcan, no se puede pretender que los inmigrantes estén permanentemente sustituyendo a la población local, entre otras cosas porque se parte de la premisa de que hay que traslocar la población, como si fueran ciervos ¿Y si no quieren venir? ¿Se les fuerza? No se puede proponer una solución a un problema incluyendo factores externos que no podemos controlar, además de que siempre sería un parche, una solución a corto plazo que no haría sino servir de cuidado paliativo.