En controles de tráfico. Un conductor se queda dormido en la prueba de alcohol y otro ebrio con sus hijos en el coche

Con motivo de la campaña de alcohol y drogas TISPOL que ha realizado la Dirección General de Tráfico desde el 5 al 11 de junio, el Subsector de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de A Coruña, ha incrementado los controles de este tipo en esta provincia.  Se han controlado un total de 5.901 conductores, de los cuales 81 han resultado positivo en alcoholemia y 36 han resultado positivo en drogas. A todas estas personas que resultaron positivo en las distintas pruebas se les confeccionó las respectivas denuncias administrativas o atestados para la Autoridad Judicial correspondiente, según el alcance de las mismas.

SE QUEDÓ DORMIDO DURANTE EL CONTROL DE ALCOHOLEMIA

A modo de curiosidad, y como ejemplo de los resultados que se están obteniendo en esta campaña, en el día de ayer, en controles efectuados en las proximidades de Santiago, resultó positivo en alcoholemia el conductor de un turismo que en la primera prueba arrojó un resultado de 1,22 mg alcohol / l. de aire espirado, y que la segunda no fue capaz a realizar, quedándose dormido en el desarrollo de la misma, teniendo que ser despertado por el componente del equipo de Atestados que le practicaba la prueba. Así mismo, ante la preocupación por parte de los Agentes intervinientes por el estado de esta persona, se vieron obligados a requerir los servicios sanitarios, siendo trasladado en ambulancia al Hospital Clínico Universitario de Santiago.

CONDUCÍA  EN ESTADO EBRIO CON SUS HIJOS A BORDO

Por otro lado, también en el día de ayer, el conductor otro turismo, esta vez en las inmediaciones de A Coruña, fue denunciado mediante llamada telefónica de su exmujer en el sentido del estado ebrio del primero y que pretendía conducir el mismo, al objeto de devolver a los hijos de ambos, a su cargo este fin de semana, a la madre. Una vez se monta el dispositivo para localizar al vehículo da resultado positivo poco después, localizado con los menores en el interior del turismo por una Patrulla perteneciente al Destacamento de la Agrupación de Tráfico de A Coruña, quien somete al conductor a las correspondientes pruebas de alcoholemia y resulta en la primera 0,98 mg alcohol / l. de aire espirado y la segunda 1.01 mg alcohol / l. de aire espirado, por lo que se inmoviliza el vehículo, se confeccionan las diligencias oportunas dirigidas al Juzgado de Guardia de A Coruña y se entregan los menores a su madre, que se había trasladado al lugar de la inmovilización.

Desde La Unidad se quiere recordar, una vez más, la incompatibilidad de la conducción bajo los efectos del alcohol o/y de las drogas, por el gran peligro que supone para el propio conductor, así como para el resto de los usuarios de la vía.

Lea también

La Xunta multa a la familia Franco por incumplir la ley en el Pazo de Meirás

La Consellería de Cultura ha trasladado su decisión de sancionar a los propietarios del Pazo de Meirás, la familia Franco, al constatar …