Instalan dos palas de las hélices del «Juan Carlos I» en la entrada del edificio de Herrerías

La Fundación Exponav ha recuperado para la entrada del Museo de la Construcción Naval, en el exterior del edificio de Herrerías, dos palas de las hélices del buque «Juan Carlos I», que habían sido sustituidas por otras tras las primeras pruebas de mar realizadas al barco en el año 2009.

La propulsión del buque de proyección estratégica es eléctrica, a diferencia de otros barcos de la Armada. Este se impulsa por dos PODs, una especie de motores de hélice situados en la parte de abajo de la popa del barco, explica el doctor ingeniero naval Raúl Villa Caro, secretario de la Fundación Exponav. Cada uno de ellos tiene unas hélices a proa y a popa –las primeras realizan el
trabajo de tracción y las segundas hacen que el barco avance- y cada hélice cuenta con tres palas
de paso fijo, con lo que suman doce en total.

Durante las citadas pruebas de mar se detectaron problemas de cavitaciones en algunas de las palas, que se habían erosionado, por lo que se llevó a cabo una modificación que, como se constató en las nuevas pruebas de mar realizadas al año siguiente, solucionó el problema.

Dos de estas palas, que permanecían almacenadas en el Arsenal, fueron recuperadas para Exponav y trasladadas al patio que da acceso al museo con la ayuda de personal de Navantia. El peso aproximado de cada una de estas piezas es de 200 kilos y su longitud de unos dos metros.

Lea también

«En Navantia se abre una nueva etapa de relaciones laborales y carga de trabajo» señala el secretario del comité de empresa

Luis Miguel García, secretario del comité de empresa de Navantia Ferrol, ha estimado en la …

Un comentario

  1. Cada vez hay más hélices ahí. No hay chatarreros a los que le interesen?