Narón, un concello invisible

Enrique Barrera Beitia

Los que tienen que pasar el fielato.

Los antiguos ferrolanos miraban por encima del hombro a los que “pasaban el fielato”. Ahora que somos la séptima ciudad de Galicia y nuestros vecinos la octava, seguimos considerando a Narón como casi una aldea, y aunque lo importante sea crecer bien, han crecido demasiado para ser una simple ciudad satélite.

Hace cuatro meses publiqué un artículo titulado “Redimensionar Ferrol”, donde con criterios propios establecí un ranking de calidad urbanística que encabezaban A Coruña y Vigo con 116 puntos, seguido de Santiago con 111. Ourense, Lugo y Pontevedra empataban a 92 y cerraba la lista Ferrol con 82 puntos. Hace pocos días leí un trabajo de los catedráticos Andrés Precedo Ledo, Alberto Míguez Iglesias y Javier Orosa González, sobre el mismo tema. La metodología es impecable, pero utiliza estadísticas del 2004. El resultado final era: Santiago de Compostela con 104.0, A Coruña con 103.0, Vigo con 100, Ourense con 99.4, Pontevedra con 97.3, Lugo con 97.0, y Ferrol con 94.5.

Estos expertos utilizaron cinco variables y señalaron que a diferencia de las demás ciudades, Ferrol hacía bajar las estadísticas de su área de influencia comarcal, lo que sugiere que en Narón se vive mejor. Sin embargo no proporcionan datos, así que buceando en internet para encontrarlos actualizados (de 2016 casi todos), me arriesgaré a incluir a Narón.

Algunos estudios sugieren que la calidad de vida en el área periurbana de Ferrol es mayor que en la ciudad departamental ( 102.5 frente a 94.5).

Las variables que miden la calidad de vida.

1. El gasto público a través de los gobiernos municipales en euros. Ferrol ocupa el tercer puesto y Narón el último.

2. El número de ciudadanos de la UE residentes por cada 1000 habitantes. Narón ocupa el quinto puesto y Ferrol el último.

3. El PIB per cápita. Por desgracia no se nos presenta en Paridad de Poder Adquisito (PPA). Es un error grave, porque aunque Ferrol y Narón ocupan los dos últimos puestos en la lista, sin duda son también las ciudades más baratas.

Las comunicaciones penalizan a Ferrolterra. El ferrocarril todavía no ha llegado al puerto exterior (foto de David Collazo)

4. La seguridad ciudadana. No he podido encontrar datos actualizados, por lo que mantengo los del trabajo original donde Ferrol era la ciudad más segura de las siete.

5. La accesibilidad por carretera a los mercados europeos, tomando como referencia 100, que es la media europea. Ferrol es la ciudad peor comunicada, y a Narón le daremos lógicamente la misma puntuación. Si el estudio hubiera decidido incluir el ferrocarril, la puntuación obtenido por Ferrol y Narón sería peor.

Queda un apartado muy importante que no se incluye: el mercado laboral. Según los datos de junio de 2017, Ferrol es con el 20% la ciudad gallega con más paro (Narón tiene el 17%), y una población activa de sólo el 43% de su censo, frente al 45% de Narón. Sin embargo, la renta per cápita ferrolana es superior. Esto quiere decir que en Ferrol hay menos trabajo pero mejor pagado, sin duda por el peso de la Marina y de Navantia.

Narón, un concello invisible

Por los datos aportados no parece claro que Narón tenga más ni menos calidad de vida que Ferrol, pero debería ser integrada de manera sistemática en todos estos estudios. Por desgracia, nuestro concello vecino tiene muy poca visibilidad, sale poco en las noticias, y sus autoridades deberían hacer un mayor y mejor trabajo de relaciones públicas, algo a lo que prestan escasa atención.

 

Lea también

Historias para non dormir- Crego e monaguillo

Juan J. Burgoa As esquelas funerarias que actualmente publica a prensa son cada vez máis …

2 comentarios

  1. Narón es invisible porque esa es la táctica de algunos…. pasar desapercibidos a ver si nadie se entera que están ahí chupando del bote. Como dato la criminalidad de Narón se mide de manera conjunta con Ferrol, los dos conforman una misma zona con la misma Policía Nacional. Narón es el ayuntamiento que más cobra a sus vecinos y el que menos les ofrece luego. Datos irrefutables.

  2. Todo esto lo único que pone en relevancia es que Narón y Ferrol deberían unirse en un mismo término municipal. Si Narón estuviera a quince kilómetros de Ferrol nunca habría crecido, lo que se demuestra comprobando dónde ha crecido y dónde no (su antiguo núcleo urbano se vertebraba alrededor de Jubia). Yo creo que las competiciones de números son absurdas. porque si mañana se empieza una gran promoción en el Bertón o en Canido y en ese momento hay empleo es más que posible que la balanza vuelva a inclinarse al lado de Ferrol y si esa promoción se hiciera en Castro podría pasar lo contrario. Lo cierto es que los gastos operativos de ambos ayuntamientos se reducirían y la aportación del estado crecería, y lo que también es cierto es que hay cierto populismo identitario (promovido por los partidos políticos) que impide que muchos vean que la unión de ambos municipios sólo reportaría ventajas. Si somos un mismo partido judicial, formamos la misma área sanitaria, tenemos la misma comisaría, la misma sede de correos, la misma empresa de aguas, la misma depuradora, los mismos bomberos… ¿Para qué hay dos municipios? ¿Para tener dos policías locales? No, es simplemente para tener el doble de concejales.

    Espero que en el futuro se empiece a hablar en serio de Ferrol-Narón, Narón-Ferrol, San Julián de la Ría, Villareal de la Mar, Tera de Trasancos, San Martíño do Nordés, Narrol o Feirón, pero que dejen de tomarnos el pelo con gastos innecesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *