Simone Veil. Una europea convencida

Aroa Fandiño Serrano

Hay mujeres que siendo ellas mismas, las que deciden ser, nos cambian la vida al resto de la Humanidad. Simone Veil es un ejemplo de ese tipo de mujer. No sólo por las decisiones audaces que tomó de joven: presentarse a las oposiciones para la Magistratura (tras “tener que convencer” a su marido de que le diera permiso para ello) o ser la ministra que llevó el derecho de la mujer a decidir cuándo ser madre ante el Parlamento francés, sino dar un paso al frente para convertirse en la que sería la Primera Presidenta del Parlamento Europeo elegido por sufragio universal. Todo esto se dice rápido…

Superviviente del Holocausto creía que la paz vendría de la Reconciliación de Europa. Sus ideas federalistas para la Unión Europea le llevaron a trabajar por la Unión política durante los 14 años que fue eurodiputada.

Recordaba Enrique Barón en su artículo en El País “Simone Veil, la dignidad de Europa” que como ella decía “una Europa basada en la libertad y la democracia, unida contra la violencia, el totalitarismo y el racismo”.

Una mujer que con el ejercicio del poder es un reflejo para otras mujeres. De eso se trata cuando se habla de referentes femeninos en puestos de representación: no para ser como “ellos”, sino para ejercer el poder como “ellas son” para que “las que vengan detrás puedan ser ellas y sean valoradas como tales” y los hombres que convivan con ellas las respeten por ser cómo ellas quieren ser.

Fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 2005 por “su coherencia, fuerza y constancia en la defensa de valores y objetivos en un momento histórico, en el que están apareciendo ciertas dudas y vacilaciones con respecto al futuro de Europa y a su propia identidad”.

Para mí, Simone representa una mujer de muchas mujeres que no conocemos, muchas de ellas que no lograron ser quienes ellas querían simplemente ser para ellas y para la sociedad en la que vivían. Simone es una luz de inspiración para las demás. Una mujer “que no se hizo la rubia” porque le bastó ser “una mujer” ante el resto de los hombres.

En definitiva, Simone Veil es un referente para las mujeres y hombres de Europa.

Homenaje en el PE a Simone Veil: http://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/eu-affairs/20170703STO78828/el-parlamento-europeo-rinde-homenaje-a-simone-veil

Lea también

Unión Europea, Premio Princesa de Asturias de la Concordia

Aroa Fandiño Serrano La Fundación Princesa de Asturias ha concedido el Premio Princesa de Asturias …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *