¿Por qué y para qué la UE?

Aroa Fandiño Serrano

Uno de los grandes referentes del federalismo europeo es Josep Borrell, Ex-Presidente del Parlamento Europeo. Él señala 5 cinco razones por las que quisimos construir Europa:
En primer lugar, la memoria de la guerra. Nunca más la guerra, tras dos guerras mundiales. La reconciliación entre Francia y Alemania fue un objetivo, pero ahora ya no motiva a las nuevas generaciones porque no tienen memoria de la guerra.
Cree que se equivocan aquellas personas que creen que la guerra está desterrada para siempre, porque “no hay nada más fácil que soplar sobre las cenizas del fuego que se creía apagado para que se provoque otro incendio”. Eso fue lo que le pasó en Yugoslavia y es un buen ejemplo de ello.
En fin, parece que la paz ha dejado de ser un motor de la integración.

En segundo lugar, la amenaza soviética fue un gran incentivo para que los/as europeos/as se uniesen.
Se intentó construir una defensa europea contra el bloque soviético antes del Tratado de Roma, pero Francia no acepto un ejército franco- alemán. Posiblemente, añade, esta iniciativa llegó demasiado pronto con las heridas de la guerra aún abiertas.
En la actualidad, los rusos nos son una amenaza (no nos van a invadir) y Europa ya no interesa a los americanos.

En tercer lugar, la rehabilitación alemana. Alemania necesitaba a Europa para volver a existir políticamente; necesitaba la confianza de los países europeos y no su temor. No podían exhibir su bandera, pero existían internacionalmente con la europea.
Ahora, Alemania ya se ha reunificado en una única Alemania y, añade, que “las jóvenes generaciones de alemanes no se sienten culpables por los pecados de sus abuelos”.

En cuarto lugar, la caída del muro de Berlín. Los países del este, se unieron a la Unión Europea. Los países de la Unión prefirieron incluirlos, aunque no estuviesen preparados, para evitar la inestabilidad que hubiera supuesto.
Así, estamos ante una Unión más heterogénea porque hemos priorizado la ampliación a la profundización. Ello tiene como consecuencia, una dificultad de hacer políticas comunes porque la visión del mundo es diferente.
Señala que las cuatro primeras razones tienen profundas raíces históricas pero han sido superadas por la Historia. Tuvieron mucho valor pero ahora están caducas.

En quinto lugar, se refiere a una razón que sí está vigente todavía: enfrentar la globalización. El siglo XXI, entiende, “será una siglo de gigantes, de países-continente”.

En este contexto, el país más grande de Europa, Alemania será demasiado pequeña para existir frente a Estados Unidos, Rusia o China, por ejemplo. Afirma que “somos demasiado pequeños por separado e incluso juntos no somos demasiado grandes”. Europa tiene grandes problemas como la baja población, el envejecimiento, exceso de competencia y la falta de industrialización. La única opción que tenemos para existir internacionalmente es unirnos para preservar esa combinación de paz, seguridad social y calidad de vida y democrática que caracteriza el llamado “modelo europeo”.

En definitiva, aprender de mentes como la de Borrell es imprescindible para entender mejor a Europa. Yo añado a esta reflexión de Borrell que la conclusión del proyecto europeo en una unión federal es imprescindible para establecer bien los niveles de competencias y dotar a cada uno de la capacidad política para hacer frente a todos los retos que se nos presentan en esta una realidad en la que vivimos como ciudadanía europea en un mundo globalizado.
Fuentes:
– «¿Por qué Europa? ¿Por qué su crisis?», DeustoForum, 09/01/2013. Josep Borrell https://www.youtube.com/watch?v=LKXCD_issFM

Lea también

Entre los Goya y los Oscar mi favorita es «Yo acuso»

Pedro Sande García   Comencé a escribir este artículo una semana después de la entrega …