El Tribunal Superior de Xusticia confirma la sentencia absolutoria por el atropello mortal de Cedeira

La Sala de lo Civil y Penal del TSXG confirma la sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña que, siguiendo el veredicto del jurado popular, entendió como no culpable a Maximino Caruncho Pérez  juzgado por haber atropellado mortalmente a  Juan José García Cheda vecino en Cedeira con el que mantenía una cierta enemistad.

El jurado consideró probado en su momento que el conductor, en el momento de cometer el atropello, ignoraba la identidad del peatón que caminaba por la calzada, un hombre quien había denunciado al acusado en múltiples ocasiones. Concluyó también que “en el momento del accidente intentó evitar el atropello dando un volantazo a la izquierda en el mismo momento de producirse, llegando a invadir el carril contrario”.

La Fiscalía recurrió la sentencia y pidió la condena del acusado por un delito de homicidio por imprudencia grave, pero la Sala ha desestimado sus pretensiones. Entienden los magistrados del TSXG que “las referencias a la patología ocular del acusado son muy imprecisas y no se ha abundado en ello como hecho integrante de la conducta imprudente”, así como que “su conducción no fue manifiesta y gravemente desatenta”.

Alegó que la víctima se cruzó en la carretera

Maximino Caruncho Pérez acusado de asesinar a su vecino Juan José García Cheda atropellándolo mortalmente en Cedeira  ha alegó que la víctima se le “cruzó” en la carretera. El procesado había negado que el atropello fuese intencionado y ha subrayado que fue un “accidente casual“.

Así lo manifestó en su declaración en el juicio en la Audiencia Provincial de A Coruña, y en el que el jurado tomó la decisión de absolverlo.

Por estos hechos, la Fiscalía reclamaba que fuera condenado a 21 años de prisión, mientras que la acusación particular solicita 24. Ambas lo acusaban de un delito de asesinato al considerar que el procesado arrolló a la víctima intencionadamente.

“Vi a una persona, di un frenazo y pegué un volantazo; pero se me echó encima”, señaló el acusado, que  quien reconoció tras el atropello, que la víctima se le “cruzó” en la carretera y no le “dio tiempo” a evitar el fatal desenlace.

Maximino Caruncho indicó que no vio de quien se trataba hasta después de lo ocurrido. Cuando fue consciente de las consecuencias del siniestro, aseguró que le dio un “ataque” porque “creía que el mundo se le venía encima”.

“El primer disgustado fui yo“, afirmó el hombre que estuvo dos años en prisión provisional por estos hechos. Ante el tribunal, aseguró que su vecino estaba “obsesionado con él” y que le llegó a denunciar más de 50 obras que ejecutaba su empresa.

“Pido perdón a la familia, fue un accidente; pero el calvario lo estoy viviendo yo”, señaló el acusado durante el proceso dijo que estuvo en prisión por “una falsa acusación”

Lea también

Neda constituye una comisión para el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica

El Ayuntamiento de Neda acaba de constituir una comisión que se encargará de velar por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *