Ola Ferrol. Ruas de ayer y de hoy, el comercio ferrolano, volver y Cobas y su iglesia

Por Carlos Barcón-(barcon-2@hotmail.com)

NUESTRAS RUAS….DE AYER Y DE HOY 

De la tradición literaria europea hemos heredado, me parece, la imagen del otoño como la de una estación sombría, triste y neblinosa. Es verdad que el otoño se puede tomar como símbolo de la decadencia de la vida, es decir, los días se acortan, la luz blanca del verano, se vuelve templada.. y le decimos definitivamente adiós al verano y sobre todo para los que han estado veraneando, en otros lugares, es el volver a pisar la calle, el adoquín, el pavimento… de nuestro ya deteriorado urbanismo local. Y al margen de otras, de otras calles, me dan ganas de llorar cuando transito por la calle Rubalcava, donde uno ha nacido hace ya muchos años, y ha disfrutado de lo lindo, en una etapa infantil y juvenil, alegre y juguetona, de grato amiguismo y familiaridad. Pues en esa nostalgia del pasado, cabría recordar que era una alegre calle, bien pavimentada, mejor amueblada y excelentemente habitada. Quien no recuerda en dicha calle a la fábrica Piñón, al economato de la Bazán, al escayolista Miramontes, a electricidad Rey, al establecimiento Enrique Riego, a una casa de acogida, a un colegio donde uno tuvo la suerte de iniciarse en la enseñanza, y sobre todo del recordado maestro Xosemaría Pérez-Parallé,  a una fábrica de pasta propiedad de los primeros catalanes, creo que se dejaron caer por Ferrol, la trabajadora familia Riera Curriós, a las cuatro o cinco tiendas de ultramarinos,  carbonería, taller de ebanistería, la confitería Evia, al cine Cinema del empresario Antonio Manzano …. pero sobre todo una muchachada alegre y bulliciosa que muchos o pocos de los que han disfrutado de esta calle en el ayer, recordarán con todo cariño.  

Un paisaje que ha desaparecido, para dar lugar a una de las peores calles de la ciudad, en todos los aspectos, pero principalmente. donde en alguna etapa a algún ilustrado concejal de urbanismo o de obras,  se le ocurrió levantar el pavimento y poner el adoquín que desde hace tiempo aflora para cabreo general de coches y peatones… sin que nadie le ponga remedio, a una destacada calle con historia, que lleva su nombre desde febrero del 1894 y que antes se denominaba de San Isidro y que debe su nombre al prestigioso marino  Joaquín Gutiérrez de Rubalcava, nacido en Ferrol el 19 de marzo del 1803, que ya a los l6 años sentaría plaza de guardia marina y sería Jefe de la División Naval del Mediterráneo, Capitán General de Cartagena y acompañó a Prim en la expedición a Santo Domingo y México… Fue asimismo Senador y figura en infinidad de sociedades científicas. Don Alfonso XII le concedería el titulo de Marqués, falleciendo en Madrid el día 13 de abril del 1881.

EL COMERCIO FERROLANO

Y caminando por esa nostalgia del pasado, en ese rodar de los tiempos pasados, en ese recordar los diferentes instantes, en ese imposible paraiso perdido de la niñez, ayer mismo, en mi paso por la céntrica calle Galiano, veo que un siempre acogedor establecimiento como era Calzados Pepe Rodríguez,  «El Campeón del Calzado»…  ha cerrado sus puertas después de muchos, muchísimos años, como le viene ocurriendo a muchos otros comercios ferrolanos, en ese goteo que no cesa, y que nos obliga a echar la vista atrás, y observar como la ciudad no solo ha perdido gran número de vecinos, sino también importantes comercios, en un suma y sigue de significadas y lamentables pérdidas de pequeñas empresas que daban vida y alegría a una urbe que cantaba hasta hace poco «es en Ferrol en donde reina la alegría…»

Y muy a vuela pluma, y en pocos años, Ferrol ha ido perdiendo comercios y locales tan llamativos, como, entre otros, Rafael y Vicente, Mejuto, Ebanisteria Manuel F.Baliño, Velódromo Ferrol, Ramón Sueiras, Los Peares, Relojeria La Esfera, Vda de Pedro Fernández, Casa Senra, Casa Florencio, Confiteria El Negrito, Bodegas Manchegas, Sastrería Parguiña, Casa Zamora, Casa Barros, Almacenes Simeón, Pablo Sande Vidal, sastrería Indalecio Seijo, kiosco del Cantón Velo, mecanográficas Persán, Táboas, paquetería Zubieta, Díaz Barcia, Cándido Rico, Casa Dopico, Colegio Minerva, colegio Akademos, Julio F.Couto y Hnos, Café Bar La Mezquita, Restaurante Fornos, fontanería Juan García Filgueira, Imprentas El Eco Ferrolano, Cervantes,  El Correo Gallego, Gutemberg, La Latina…, viveres finos Juan Díaz Calvo, Librería España, El Toisón, Relojería Manso, Muebles El Hogar, Gran Hotel Ideal, –Cines Avenida, Rena, Callao, Capitol, Madrid-París, Galicia, Campoamor– Jordán, Tobaris, Joyería Montero, La Ibense, café Cervantes, Negresco, Tupinamba, Almacenes Amboage, Caballo, Casa Pepe, Mavi, Industrial Gallega/El Hórreo, Pan Piana, Lumeal, La Murciana, Miguel Maristany, Fenya, Romero Hermanos, Molduras Cobelo, Gon-Ber, Reigosa, Luis Aullón, La Salud, La Aurora, Santos Gilabert, Frigorifica Ferrolana, Jabones Beceiro, Hispania fábrica de lápices, librería Católica Orjales, Luma, Leira, Lombardero, Helios, Jauja, Montalbo, Latorre, perfumería Alfonso, sombrería Monzón, Olmedo, Gran Barato, Joyería y relojería Antonio Gomez, La Pilarica, almacenes Taca, el emblemático cafe  Sakuska, Confitería Hilario Tomás, Ultramarinos Feliciano, Almacenes Ola, Casa Berdullas, Pedregal, calzados Chiquitín, El Bisel, Viajes Amado, Carvi, Taboada Deportes, Celso boutique, restaurante Moncho y El Hórreo, discoteca Hawai, restaurante Pataquiña, Pub Tarot, cafetería Oasis, Cadena de zapatos Ultra, restaurante mesón  Las Columnas, Fotografías Manel, Padín,el moderno comercio Pórtico Básico, hace unos días Elliot y me han dicho que dentro de pocos días el elegante El Cisne y por supuesto un suma y sigue …. que no tiene final.

Y VOLVER, VOLVER, VOLVER…

Y la ciudad en cuanto se refiere, entre otros, al padrón de habitantes,vamos para atrás como el cangrejo. Y pese a las campañas para fomentar este empadronamiento, la evolución camina alarmantemente para abajo y creemos que seguirá mermando este aumento, debido a los experimentos con gaseosa que se vienen haciendo, tanto en el aspecto de peatones, como en el del tráfico rodado…  Uno por antigüedad tiene que echar la vista atrás y quedarse en los años 70/80 que es cuando la ciudad rondaba los cerca de los cien mil habitantes… estando ahora, más o menos, con sesenta y tantos habitantes mil.

Tomás Perdigón

Menos mal que pese a ello, muchos ferrolanos que tenían su residencia lejos de la ciudad… empiezan a retornar, de volver a la ciudad que los vió nacer. Y es el caso de, entre otros, de los artistas Tomás Perdigón Creo, magnifico acuarelista, que ha dejado Altea y aquí lo tenemos ya, junto con su familia, o de la guapa y simpática Manoly Miraz, excelente pintora que nos ha llegado de Huelva, -ambos artistas de la SAF- asi como el marino, José Luis Bustabad Amado, de los madriles. 

COBAS Y SU IGLESIA

Y el pasado día, bien acompañado de mi apreciado amigo, Federico Pérez-Lago, uno de los componentes que fue del recordado trío Los Zafiros y con casa en esa acogedora Cobas, visité la Iglesia parroquial,  donde fuimos recibidos por su párroco, don José Rey Kochinke, para mostrarnos el mural que existe en dicho templo, pintado en 1967 por los artistas ferrolanos Carlos Villaamil y Jesús Balado.

Una obra pictórica, un fresco, de gran tamaño, que empieza desconcharse, a irse borrando, en un continuo deterioro,  fruto posiblemente del tiempo y de la humedad, y que por lo tanto exige una reparación, pues se teme la cosa vaya a más. Una reparación que posiblemente, nos parece,  debería llevar a cabo Suso Balado o una de las hijas del finado Villaamil.

Lea también

Ferrolanos.-Imeldo Corral, uno de los mejores pintores gallegos de su tiempo

Imeldo Corral nace en  el barrio de Esteiro en Ferrol el nueve  de junio de 1889. Es considerado …