La «Álvaro de Bazán» despliega su sistema de defensa antiaérea en aguas de Escocia

La fragata F-101«Álvaro de Bazán», al mando del Capitán de Fragata Joaquín Ruiz Escagedo, pone a prueba estos días su sistema de defensa antiaérea en el marco del ejercicio “Formidable Shield”, que reúne entre el 24 de septiembre y el 18 de octubre, en la costa oeste de Escocia, a 14 buques, 10 aeronaves y alrededor de 3.300 militares de ocho países de la OTAN.

Durante estas maniobras el buque español, con base en Ferrol,  tiene previsto efectuar un lanzamiento real con el misil antiaéreo de medio alcance Evolved Sea Sparrow y actuará como escolta de buques aliados. La fragata cuenta con el moderno sistema de combate Aegis diseñado por Lockheed Martin, en torno al radar Spy-1D, capaz de identificar misiles fuera de la atmósfera, detectar aeronaves 500
kilómetros y seguir hasta 90 blancos móviles.

La Alianza destaca que es “la primera vez que los países aliados ponen en práctica en Europa la defensa contra los misiles balísticos entrantes sin previo aviso”. El ejercicio está liderado por la Sexta Flota de Estados Unidos con la presencia de tres destructores, uno de ellos, el Donald Cook, con base en Rota y parte activa del escudo antimisiles de la OTAN en Europa.
También participan buques del Reino Unido, Francia, Canadá, Alemania, Italia y Países Bajos. El objetivo principal es mejorar la cooperación entre los países de la Alianza ante un posible ataque con misiles. Durante el ejercicio, los buques detectan, rastrean y adoptan medidas defensivas ante una amplia gama de misiles balísticos antibuque, utilizando los procedimientos de mando y control de la OTAN.

Los aviones de patrulla marítima y los aviones de vigilancia Awacs proporcionan vigilancia aérea y aseguran el espacio aéreo.

Una parte de los buques participantes en este ejercicio, entre los que está la fragata española, continuan su formación durante el mes de octubre en unas maniobras organizadas por el Reino Unido, también en aguas escocesas.

Escudo antimisiles

La OTAN puso en marcha en 2010 el famoso escudo antimisiles, un proyecto para defender a sus miembros europeos de los posibles ataques de misiles balísticos. Este sistema de defensa reúne en un único sistema las capacidades de los sensores y armas de los países aliados.
Los principales componentes de la defensa antimisiles de la Alianza en Europa son cuatro destructores de la Armada estadounidense equipados con la versión más moderna del sistema Aegis con base en Rota y un sistema terrestre operado por Estados Unidos en Rumania, conocido como Aegis Ashore. También existe un radar de alerta temprana en Turquía. El sistema se controla desde el Comando Aéreo de la OTAN en Ramstein, Alemania.

Lea también

La Armada organiza diversos actos abiertos a la ciudadanía con motivo de la Fiesta Nacional de España

La Armada con motivo del Día de la Fiesta Nacional, jornada del 12 de octubre, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *