Black Friday Municipal

Alejandro Padilla

Esta semana la mayoría de la gente, de los medios de comunicación y de los establecimientos, hablan de una cosa: El Black Friday. Y como no podía ser de otra forma, el black friday también llegó al Palacio Municipal. Dos años, cinco meses, 22 días y múltiples viajes a Madrid, Barcelona, Braga, Bruselas, Cartagena de Indias o Glasgow es lo que ha tardado el Gobierno de Ferrol en llevar a un pleno municipal un borrador de presupuestos para la ciudad. Cualquiera que leyese esto, se imaginaría que estoy hablando de los presupuestos del 2018, puesto que ya se están debatiendo en otras ciudades gallegas, pero no, el 22 de noviembre de 2017 Jorge Suárez llevó a pleno el borrador de presupuestos del año 2017.

Sí, como están leyendo, los del año que estamos a punto de finalizar, una muestra más de su hipocresía y su pasotismo por la ciudad. Sino, no podría entenderse como en Septiembre de 2016 Jorge Suárez afirmaba que ya estaba pensando en los presupuestos del año 2017, ya que presentar un presupuesto para que estuviese en vigor un mes no merecía la pena, y el miércoles pasado nos presentaba un presupuesto que de aprobarse, estaría en vigor sólo unas horas.

Unos presupuestos que el alcalde Jorge Suárez nos ha intentado vender como una ganga, una oportunidad que no podíamos dejar escapar… cuando la realidad es que esos presupuestos que quería vender, eran puro humo para tapar su incompetencia, victimizarse y una vez más, echarle la culpa a la oposición.

¿Qué culpa tiene la oposición de tener un alcalde que se niega a dialogar? ¿Qué culpa tiene la oposición de tener un alcalde que solo quiere imponer sus ideas? ¿Qué culpa tiene la oposición de tener un alcalde que se pasa más tiempo de terrazas que en su despacho? ¿Qué culpa tiene la oposición de tener un alcalde que hace caso omiso a las opiniones de los ciudadanos en temas tan importantes para Ferrol como la plaza de armas o la peatonalización? ¿Qué culpa tiene la oposición de tener un alcalde que hoy afirma una cosa y al día siguiente afirma la contraria? La única culpa que tiene la oposición es la de hacer su trabajo, presentar propuestas para mejorar la ciudad y denunciar las carencias en las que Jorge Suárez tiene a Ferrol.

Ferrol no necesita gangas, Ferrol necesita un presupuesto cada año, un presupuesto que cumpla la regla de gasto, que cumpla los compromisos presupuestarios, los compromisos plenarios y lo más importante, que contenga inversiones para mejorar la ciudad, crear empleo, frenar la sangría demográfica y revertir la situación de parálisis y retroceso que llevamos viviendo estos dos últimos años. Ferrol necesita un alcalde que trabaje por su ciudad, con un gobierno unido, y un proyecto sólido y de mayoría, y eso la verdad, no se encuentra en el Black Friday.

Lea también

A mi Ferrol

Pepa Antón-EL RAYO VERDE A mi Ferrol Te vi Ferrol, desde aquel alto, al cuidado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *