La Nueva Ruta de la Seda (NRS) y los puertos españoles

Enrique Barrera Beitia

La Nueva Ruta de la Seda (NRS) es un macro-proyecto encabezado por China desde 2013, que como su nombre indica, pretende reconstruir la antigua ruta que unía el Lejano Oriente con Europa, y que transportaba objetos de lujo, especialmente la seda. También se contempla un ramal africano. Lógicamente, el peso recaerá en las redes ferroviarias, y sobre todo en las rutas marítimas.

La NRS afecta a 60 estados, donde viven el 70% de la población mundial y donde se concentra el 75% de las reservas energéticas del planeta. Con cerca de 1.4 billones de $ hasta el año 2049, China asume la mayor parte de la inversión, porque será sin duda la más beneficiada junto con Rusia, que denomina al proyecto como Puente Terrestre Euroasiático.

EEUU contempla con aprensión la NRS, porque puede imponer un nuevo orden internacional que le desplace, mientras que en España, como es tradición, hemos tardado mucho en enterarnos y darle importancia. De momento casi todo el interés parece concentrado en la parte de pastel que las constructoras españolas se adjudicarán. Se trata de multinacionales que tienen fuera de España más del 70% de su facturación, pero a los españoles en general, y a los ferrolanos en particular, debe interesarles más saber que papel puede jugar sus puertos.

En los últimos años, el comercio con China ha crecido significativamente, acortando la distancia con el resto de la UE

El activo peninsular más importante son los puertos para descargar contenedores y convertirse en plataformas logísticas, pero no tanto para importar productos chinos, sino para reexportarlos a través del comercio electrónico. Es lo que se conoce como un puerto HUB, y prueba de ello es que el 60% de los 12 millones de contenedores movidos por los puertos de Algeciras, Barcelona, Valencia y Las Palmas, fueron en tránsito.

China ha acelerada su inversión en España en los últimos años. Sabemos que aprecian la calidad de nuestras infraestructuras portuarias, y su ubicación idónea para conectar con los mercados de América Latina, las naciones africanas del Atlántico, y para tener una buena entrada hacia Europa desde el sur, porque el gran puerto de Róterdam ha llegado al límite de sus posibilidades

 

El puerto de Ferrol comercia sobre todo con graneles, siendo el movimiento de contenedores su asignatura pendiente.
Los puertos mediterráneos y andaluces, mueven 14 veces más contenedores, y 4 veces más mercancias a granesl, que los puertos del norte.

Lo que se aprecia (ver el mapa) es que los puertos mediterráneos y del sur, están mucho mejor posicionados que los del Atlántico, así que es inadmisible tanta pasividad de nuestras autoridades autonómicas, que debían asumir mayores esfuerzos para equilibrar esta relación y encajar los puertos gallegos en la Nueva Ruta de la Seda.

 

 

 

Lea también

A mi Ferrol

Pepa Antón-EL RAYO VERDE A mi Ferrol Te vi Ferrol, desde aquel alto, al cuidado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *