Neda rindió un homenaje a Francisco Cebreiro, «el médico de los pobres» fallecido hace 40 años

En la memoria de los nedenses aún está viva, cuando se están cumpliendo 40 años de su muerte, la labor humana y profesional del llamado “médico de los pobres”, Francisco Cebreiro Barros, a decir de las muchas personas que en la mañana de este domingo tomaron parte en el homenaje organizado por el Ayuntamiento de Neda.

El acto tuvo lugar al pie de un monumento en el que una placa recuerda el agradecimiento y el sentir de un pueblo hacia un hombre desinteresado en lo económico y comprometido en lo social. Este reconocimiento público también estuvo muy presente en todas las intervenciones.

El alcalde, Ángel Alvariño Saavedra, destacó la faceta humana de un vecino que ejerció la medicina de manera altruista y que sufrió persecución por su ideología republicana para, después, también apuntar que “una sola persona puede cambiar el mundo, como así cambió hace años Don Paco a los vecinos de Neda”.

La concejal de Educación, Cultura, Patrimonio y Turismo, Cristina Bouza Bellón, dijo que el Concello
de Neda quiso situar en el Día Internacional del Médico la celebración de este acto para reforzar en la memoria de aquellos que lo conocieron y también entre la gente más joven que Francisco Cebreiro Barros “fue un hombre bueno y generoso, un hombre de izquierda comprometido con el pueblo y país”,
además de concejal de Neda en la etapa republicana. También quiso agradecer la presencia
en el acto de la nuera del homenajeado, Teresa, y de personas que promovieron la construcción del monumento, entre las que citó a Suso Por el y más al alcalde Carlos Pita.

El poeta local Xoán García descubrió a los asistentes el lado más humano y profesional de un médico  «humildoso”, que “caminaba de noche a la luz de un farol para asistir en las casas a las mujeres que estaban de parto” y que era quien de cobrar 15 pesetas por consulta cuando lo habitual eran 100.

A continuación, la sobrina de García dio lectura al poema “Recuerdo” dedicado al “médico de los pobres”.

El historiador y escritor, Bernardo Máiz Vázquez, centró su participación en la faceta más política
de un médico que ayudó a muchos huidos de la posguerra. El escritor mencionó un informe no datado de la Guardia Civil de Xuvia en el que se pone de manifiesto la vigilancia a la que fue sometido Francisco Cebreiro en los años posteriores a la guerra civil. Hasta un total de 14 informadores, según Máiz, pudieron ser las personas que durante esos años dieron cuenta de los movimientos diarios de un hombre varias veces detenido, también multado y que en el año 1947 “subió en un coche en Perlío para regresar a los dos días a Neda” y que viajó “hasta Regüela a curar a ‘ Patitas’ quien se disparó en la pierna de la que no estaba cojo”, según lo que está escrito en el dicho informe.

A continuación, los miembros de la corporación y más Teresa depositaron unas flores al pie del monumento, mientras que el grupo Airiños de Fene interpretaba el himno gallego. El acto se cerró
cons «unos pinchos» en la Casa de las Palmeras.

Lea también

La Cofradía de Barallobre pide a la diputación que apoye el proyecto de una feria del marisco de la ría de Ferrol

El diputado responsable del área de Promoción Económica de la Diputación de A Coruña, Blas …