Queda un año

Enrique Barrera Beitia

Queda poco más de un año para que el gobierno local salve algunos muebles. El centro de la ciudad sigue sin peatonalizar, la plaza de Armas sin remodelar, los servicios continúan en manos de empresas privadas, la plantilla municipal envejece y merma, las obras para los barrios aprobadas por unanimidad en el pleno, como la rehabilitación del mercado de Caranza o la pasarela de Santa Mariña (entre otras), duermen el sueño de los justos. Además, quedan bombas de relojería por estallar, como el lío monumental en Emafesa con su polémica tasa de saneamiento, inflada para evitar la bancarrota de una empresa que no ha cumplido con sus obligaciones.

La actual pasarela que cruza las vías del ferrocarril, es claramente insuficiente para comunicar dignamente Santa Mariña con el Inferniño. A la derecha, manifestación en Caranza, pidiendo la rehabilitación del Mercado.

Hablo de memoria, pero no estoy descaminado si afirmo que para 2018, Ferrol podrá disponer en su capítulo de inversión con los habituales 5.000.000 de €, más otros dos millones procedentes del “catastrazo”, y los que no se gastaron en 2017 por la escasa ejecución presupuestaria. Es decir, en torno a 11.000.000 de euros. Una cantidad respetable.

Con el uso de drones, Galicia pasó aproximadamente de 1.100.000 1.315.000 inmuebles. Esta regularización supondrá cerca de dos millones de euros extras para las arcas municipales en 2018.

Con este panorama, lo que está pasando en nuestra ciudad es bastante extraño: hay demandas intensas de grupos vecinales y sociales para ejecutar inversiones muy concretas, que sin duda reportarían réditos electorales, hay dinero más que suficiente para financiarlas, y hay votos garantizados para sacarlas adelante en la votación. Sin embargo, la estrategia del grupo de gobierno es defensiva. Argumentan que están bloqueados por los demás grupos municipales, pero no han recurrido a las modificaciones de crédito para financiar las actuaciones que precisamente esos mismos grupos le exigen. Es como pegarse un tiro en el pie.

¿Qué explicación puede haber? ¿Hay algo que se nos escapa? ¿Necesitan esa suma de dinero para hacer algo distinto? Y si fuera así, ¿de qué se trata?

 

Lea también

No es el momento de buscar culpables, sobre todo si no se acierta

José Manuel Otero Lastres Pasados los primeros momentos de sorpresa, incredulidad y desánimo, así como …

2 comentarios

  1. Creo sinceramente que están esperando a estar más cerca de las elecciones ¿Qué hay de los 11 millones de los fondos EDUSI? Apesta a estrategia electoralista.

  2. Vaya ! Ahora entiendo por qué no contestó todavía los 12 escritos enviados sobre saneamiento pidiendo información válida para evaluar la tasa.