Facebook mete miedo

Enrique Barrera Beitia

Para saber hasta qué punto conoce a sus usuarios, Facebook ha realizado un inquietante experimento con cerca de 86.000 voluntarios. Elaboraron un cuestionario de 100 preguntas, prepararon un programa con los algoritmos necesarios, adelantaron las respuestas y luego las compararon. El resultado ha sido una coincidencia casi absoluta. ¿Cómo lo hicieron? Muy sencillo, analizando los 300 últimos “likes” (me gusta).

Además, pidieron a las parejas de los voluntarios que respondieran el cuestionario, tal y como creían que respondería la persona con la que vivían. Sus respuestas eran menos coincidentes, es decir, Facebook conoce más a sus usuarios que los propios conyuges o novios. Seguro que Google también está en condiciones de acceder a la misma posición de conocimiento, usando el masivo uso de su correo electrónico.

Así las cosas, Facebook y Google pueden saber quienes son los usuarios que no han decidido todavía el voto, entre qué partidos están dudando, y qué podría determinar su elección. Es decir, qué noticia o mensaje hay que mandarle para que se decante a favor de un determinado partido político, o para que no vote a la competencia. Es el sueño de todo director de campaña electoral, una publicidad selectiva, sin efectos secundarios y más barata que el bombardeo de saturación.

Robert Mueller. Es el fiscal especial encargado de investigar la ingerencia rusa en la campaña electoral estadounidense en beneficio de Donald Trump.

Esto ya se ha vivido en la última campaña presidencial de EE.UU. Facebook entregó a la comisión del Congreso que estudia la ingerencia rusa, miles de anuncios políticos comprados por entidades no estatales de la Federación Rusa. Sólo pagaron 150.000 €, pero llegaron directamente a 24.000.000 de estadounidenses, y una vez compartidos la cifra pudo alcanzar a 126 millones de usuarios (EE.UU tiene 330 millones de habitantes). No pedían abiertamente el voto para Donald Trump, pero lo orientaron mediante mensajes con un fuerte sesgo ideológico. Por ejemplo, dirigieron anuncios muy concretos a personas que buscaban en Internet “por que los judíos lo fastidian todo”, “por qué los judíos controlan los bancos” o “por que los negros destrozan los barrios”.

Estimación de voto de Paradigma para las elecciones catalanas del 21-D, usando Inteligencia Artificial. Sus predicciones coincidieron a grandes rasgos con las de las empresas demoscópicas, aunque fueron algo menos acertadas.

La compañía española Paradigma, ha sido la primera en usar la Inteligencia Artificial para predecir los resultados de unas elecciones en nuestro país, concretamente las catalanas recientemente celebradas. Para ello, analizó más de tres millones de interacciones en las redes sociales. Sus predicciones coincidieron a grandes rasgos con las de las empresas demoscópicas, aunque (como podemos comprobar en la gráfica) fueron algo menos acertadas.

Lo más valioso de una persona es su intimidad, y sin embargo estamos entregando de manera gratuita a las redes sociales nuestros pensamientos, y no me refiero a que sepan si soy del Barça o del Madrid, o si me gusta más Colgate que Profiden, Coca-cola o Pepsi-cola. Estamos siendo observados y analizados con sofisticados programas, y tal vez manipulados por una versión del Gran Hermano mucho más sofisticada y amable que la descrito por George Orwell en su novela “1984”.

 

Lea también

No es posible que un desacreditado como Sánchez pueda prestigiar el Senado

José Manuel Otero Lastres Aunque sea tenerlo por una personal con capacidades ordinarias, no tengo …