El Baloncesto Narón se impone al segundo clasificado en un gran partido (112-100)

 El mejor Baloncesto Narón de la temporada se impuso al segundo clasificado del grupo AB de Liga EBA en un partido espléndido del conjunto de Miguel Maseda, que con esta victoria (112-100), la octava de este curso baloncestístico, demuestra que tiene capacidad no solo para salvar la categoría, sino para no pasar apuros.

El equipo local tenía enfrente a un rival de entidad, el Gijón Básket, que exprimió al máximo a sus dos estrellas, Malik Wineglass y James Hatch –jugaron todo el partido-, para tratar de lograr una victoria fundamental en su objetivo de acceder al play off de ascenso. De hecho, los primeros acordes del partido los tocaron los visitantes, que tras un parcial de 9-0 deshicieron el empate a 6 inicial para llegar al final del primer acto con una ventaja clara (23-33).

Pero la dinámica cambió en el segundo periodo. La intensidad defensiva, unida a un gran acierto en el lanzamiento y al buen trabajo de Fowler y del pequeño de los Reinholt, Tobias, en la zona, equilibraron el choque de inmediato: un parcial de 11-0 en el arranque del cuarto transformó absolutamente las perspectivas del choque: empezaba entonces un nuevo partido de 20 minutos tras el descanso, al que se llegó con una ligera ventaja de los asturianos (50-53).

Y así fue. En el intercambio de golpes de los primeros minutos del tercer cuarto salió fortalecido el conjunto anfitrión, que exhibió un acierto inédito esta temporada en el tiro exterior (68,5% y la mitad de los ocho lanzamientos triples intentados) y una solvencia sin tacha en la pintura, con Fowler y Reinholt como referencias. La defensa en zona que planteó entonces el equipo visitante resultó fallida, pues fue precisamente entonces cuando el Baloncesto Narón puso tierra de por medio –ocho, diez puntos- que ya no cedería hasta el final. Sin embargo, en ese momento, a cuatro minutos de finalizar el tercer periodo, las expectativas no eran tan claras; de hecho, la lesión de Holliday, hasta ahí probablemente el jugador local más determinante (24 puntos en 25 minutos), inoculó preocupación en la afición naronesa.

Pero entonces quedó patente que, ahora, el Baloncesto Narón es más sólido y, sobre todo, más coral y más solidario en los esfuerzos. Tobias Reinholt y Shannon Fowler impusieron su ley en la zona; Esben Reinholt demostró que le va a dar un plus de calidad clave a este equipo; Mario, Koke y Dani aportan siempre, incluso en los días complicados, y los bases, Jorge y Édgar, tienen el nivel que exige la categoría cuando se sienten con confianza.

Con el 34-19 del tercer parcial (84-72 en el marcador) el partido entró en una nueva fase de intercambio de golpes de la que salió beneficiado el Narón, que mantuvo el acierto en el lanzamiento hasta el final y, en consecuencia, se queda con una victoria que sabe a gloria.

Ficha técnica

Baloncesto Narón (112): Anthony Holliday (24), Jorge Aller, Tobias Reinholt (24), Édgar Bermejo (6), Shannon Fowler (23) –cinco inicial-; Jorge Abelleira (8), Mario López (7), Esben Reinholt (17), Jorge Picallo y Dani García (3).

Gijón Básket (100): Alejandro Rubiera (7), Malik Wineglass (32), Enol Ramos (2), James Pegues (20), James Hatch (32) –cinco inicial-; José Soto (4), Albano Fernández (3) y Carlos Suárez.

Lea también

Natación Ferrol, campeonas gallegas de larga distancia

Emocionantes resultados en las pruebas del Campeonato Gallego de larga distancia en piscina de 25 …