La procesión de la Caridad y el Silencio pudo recorrer las calles ferrolanas

Fot. Galicia Ártabra

Pasadas las ocho de la tarde de este Sábado Santo salía de su capilla la imagen de la Virgen de las Angustias (Anónimo siglo XVIII) en la procesión de la Caridad y el Silencio. Un contraste en la imagen, del cierto lujo durante el año al luto solemne y riguroso en la tarde-noche del sábado y sobre un trono con un sencillo adorno de flores moradas y a ambos lados unos hachones de cera.

Fot. Galicia Ártabra

En la procesión figuraba también una Cruz-Sudario (Anónimo siglo XVIII) sobre un paso. Los cofrades, unos doscientos cincuenta, todos con un hábito del mismo color y acompañados en la parte musical por miembros de la banda de las Angustias utilizando solamente instrumentos de percusión. Delante de la imagen, una «Capilla musical».

Fot. Galicia Ártabra

En la presidencia figuraban el Conselleiro de Política Social de la Xunta de Galicia, José Manuel Rey Varela; el hermano mayor de la cofradía, José Ramón Cancelo Vigo (con capuz); el coronel del Tercio del Norte, Carlos Pérez-Urruti Pérez (con capuz); las ediles del Partido Popular, Martina Aneiros Barros y Rosa Martínez Beceiro y representantes de las Cofradías de la Merced, Dolores y Orden Tercera.
El itinerario de la procesión tenía fijado un mayor recorrido con salida por el paseo de Pablo Iglesias, Carmen, Real y Sánchez Barcaiztegui, Magdalena, Carmen, paseo de Pablo Iglesias y retirada en el Santuario.

Fot. Galicia Ártabra

En el santuario el Hermano Mayor miembros de la junta de gobierno hicieron entrega al Hermano Mayor del Cabildo del Santo Hospital de Caridad , Alberto Lens Tuero, que estaba acompañado por el presidente de la Junta General de Cofradías y Hermandades, César Carreño , y miembros de la junta de gobierno del Hospital, de la arqueta que contenía las limosnas depositadas por los ferrolanos durante todo el día y que estaba colocada en el santuario a los pies de la imagen de la Virgen. El dinero recaudado se destinará a atenciones para con los pobres, como es el albergue nocturno. A todos los fieles que entregaban la limosna se les ofrecía una de las flores que adornaron el paso de la Virgen que debería salir a procesionar en la tarde del Jueves Santo.

Cabe reseñar que durante la procesión comenzó a llover y fue preciso cubrir la imagen con un plástico

Lea también

El concejal de Urbanismo trató con vecinos de la calle Basanta el progreso de los trabajos

El concejal de Urbanismo, Julián Reina, se acercó ayer a la calle Basanta para comprobar …