La CIG-Industria propone crear protestas para recuperar acuerdos salariales del 2001 en el sector naval

Asamblea auxiliares durante la pasada huelga-fot. arch.

El sindicato CIG ha lanzado en la mañana de este jueves  un llamamiento al comité de Navantia Ferrol y a las centrales representadas en el sector naval para convocar asambleas de personal de la industria auxiliar en aras de concretar protestas para recuperar los acuerdos salariales del 2001.

En una conferencia de prensa, ante la entrada principal a la factoría de Navantia, el responsable local de Industria de la CIG en Ferrol, Vicente Vidal, ha asegurado que la organización no creyó “nunca en la viabilidad” de las negociaciones de las denominadas mesas de diálogo conformadas tras la huelga de auxiliares del pasado año y “tenemos que pasar a la acción”, ha señalado.

El representante sindical ha destacado que han sido “una vía muerta para las legítimas reivindicaciones del personal de las auxiliares” ha opinado que “esta tiene que ser una acción conjunta, de todo el sector“.

A su juicio, una “división” entre los planteles principal y auxiliar “representa una aberración” y ha aludido a la “división entre personal de Aceros y de Servicios o personal de Carenas y de obra nueva”, al considerar que constituye “el veneno que nos inoculan para debilitarnos y vencernos”.

Por ello ha invitado a “tomar conciencia de lo que somos y recuperar unidad y movilización para conseguir una solución definitiva”, ha incidido Vidal.

El modelo de desarrollo económico de Navantia

Asimismo, CIG ha instado a elaborar una propuesta sobre el modelo de desarrollo económico de Navantia, ha indicado el secretario local de organización del citado sindicato, Ramón Fernández.

Al “Gobierno, SEPI y Navantia se les llena la boca hablando de diversificación, pero los esfuerzos están centrados en construcción militar, contratos internacionales de ámbito militar y alianzas con empresas tecnológicas internacionales de corte militar“, ha comentado el sindicalista.

En su opinión, el anuncio de la presidenta de la SEPI, Pilar Platero, de que la firma prevé una cartera de pedidos por 11.000 millones de euros, parte de una lista de “contratos que están en el aire, todos del mercado militar”.

Por ello, ha rechazado “el diseño de la empresa anunciado por la SEPI” por verlo “carente de medidas dirigidas a la recuperación civil y autocomplaciente con la actual situación”.

Finalmente, ha opinado que la diversificación de actividades pasa por la “recuperación de la construcción civil”.

 

 

Lea también

Navantia confirma el contrato con Arabia Saudí. Parte del trabajo se trasladará a la ría ferrolana

El Gobierno de Arabia Saudí ha firmado el contrato para la construcción de cinco corbetas, …

Un comentario

  1. Ya están los de siempre con lo de siempre: Sus mentiras no se las cree nadie, pero si lo que pretenden es generar pérdidas a la industria naval cada vez que haya contratos y callarse de una forma servil cuando no los hay no creo que recaben el apoyo de nadie. Los convenios de hace 17 años no van a volver, y las recetas que fueron aplicando gracias a su poca valía son las que han convertido a la plantilla de Navantia en una plantilla envejecida y muy cara, tanto que se subcontratan muchísimas cosas para no contratar más operarios. Entre algunos egoístas y los independentistas van a conseguir mandar todo a la porra.