Encuentro orquestal

Julia Mª Dopico Vale.

Destacar musicalmente esta semana los conciertos a cargo de las Orquestas Sinfónicas de los Conservatorios Superiores de Música de A Coruña y Vigo integradas por los alumnos de todas las especialidades instrumentales que encuentran aquí una manera magnífica de proyectarse artísticamente y los coros de los mismos centros educativos, sumándose el del Conservatorio Profesional de Ourense y el coro Minigaos de exitosa trayectoria desde su fundación.

Numerosa plantilla orquestal y vocal marcada por la juventud de los intérpretes que configuran la importante cantera musical que tenemos en Galicia y el alto nivel alcanzado con una obra de importante enjundia, la cantata escénica compuesta entre 1935 y 1936 por el director, pedagogo y compositor Carl Orff, el Carmina Burana (canciones laicas para ser cantadas junto a instrumentos e imágenes mágicas). Textos recogidos de versos latinos y fragmentos de alemán provenzal expuestos en 25 números de contenidos melódicos sencillos e imponente fuerza rítmica que nos hablan del placer terrenal, del vino, del amor carnal y del goce por la naturaleza, siendo el más famoso el de Oh, Fortuna! (con el que empieza y termina la obra) “variable como la luna”, “Fortuna, Emperadora del mundo”. Aclamada obra de brillante exposición musical, cautivadora y absorbente no exenta de gran fuerza espiritual.

La soprano Julieta González Martín-Mateos de hermosa tímbrica y el barítono ortegano Borja Quiza, figura emergente de la lírica internacional, de profundo conocimiento técnico y magnífica capacidad dramática configuraron la parte solística de sorprendente efecto bajo la batuta de Fernando Briones que estuvo magistral, teniendo en cuenta la responsabilidad añadida que es el conducir a intérpretes noveles (salvo en el caso de los solistas).

Enhorabuena a todos los que han hecho posible este “milagro” musical para Galicia.

Lea también

Desasosiego. Pensionistas

Juan Prado Piñeyro.Abogado Probablemente no será este el último artículo que saque a la luz …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *