Desasosiego. Pensionistas

Juan Prado Piñeyro.Abogado

Probablemente no será este el último artículo que saque a la luz con este epíteto. Se trata de trasladar a los lectores el estado de ánimo que anida ineludiblemente en el conjunto de las personas al tener que asumir las noticias que diariamente nos arrancan la alegría de vivir con absurdas y/o terroríficas situaciones creadas por nuestros semejantes terrícolas. Hoy empezaremos por los pensionistas. Y lo primero que he de resaltar es el porqué de referirme a los pensionistas y no a las pensiones. Al final del artículo se podrá reparar en el hecho de que lo verdaderamente importante se encuentra en el sentimiento de tristeza, rabia y resignación de las personas que se encuentran en esa situación ‘pasiva’… nunca mejor dicho. Y esas son las personas que perciben las pensiones y no las pensiones en sí mismas.

El método de análisis será el de aludir a las tres actitudes que están en constante confrontación. La de los sufridores; la del gobierno; y la de los políticos que pretenden gobernar, aún a costa de conducirnos a la ruina con tal de aniquilar al enemigo que ostenta el poder.

Postura primera y principal. La plantean los afectados. “Es imposible vivir con la dignidad que impone pertenecer a una sociedad desarrollada con pensiones de miseria”. Este aforismo tiene que entenderse como principio básico, fundamental e incuestionable. De ello se deduce que si esto es así habrá que establecer una política de pensiones a la altura de la dignidad de los pensionistas, que les permitan, no excesos, no suntuosidad, no opulencia,… sino simplemente cubrir sus necesidades básicas, tales como comprar la comida, pagar la luz, el agua, el autobús… e ir de vez en cuando al cine …¡qué menos! A partir de ahí habrá que ver quien merece tener una pensión mejorada, dentro de unos escalones que respondan al período de cotización.

Postura del Gobierno: ¡…. pero si les hemos subido un dos o tres por ciento…cuando Zapatero se las recortó…! ¡Ah, entonces ya está. Problema solucionado! Ahora podré vivir angustiado un dos o tres por ciento menos…. Y se quedan tan panchos….

Postura tercera. Los políticos ávidos de llegar al poder, y de odio contenido al grupo político al que consideran heredero de la opresión, injusticia, maldad, desprecio al populacho, etc. etc. etc.… y una vez que lleguen seguirán con las mismas miserias un poco más edulcoradas. Salvo que triunfara podemos, que serían capaces de subir las pensiones a niveles de ministro…, pero con poder adquisitivo de indigente, al aplicar disparatadas políticas populistas.

Sentido común. Si con esas pensiones no se puede vivir, es que algo falla. Los políticos tendrían que hacer un esfuerzo de imaginación, seguido de buena voluntad, y analizar las razones de este insostenible fracaso. Tendrían que buscar las fuentes de despilfarro por otros sitios y corregirlas. ¡Claro que es difícil!. Luchar contra el fraude fiscal es muy difícil. Modificar la estructura territorial resultaría casi suicida. Cuando yo estudiaba el bachillerato, e incluso en la universidad, Cataluña era una región, igual que Vascongadas, Murcia, Galicia, etc. Hoy es Catalunya, Euzkadi, y aunque las otras regiones mantienen más o menos la denominación actual, no se les ocurra tocar los ‘presuntos’ derechos históricos, porque arde Troya. Y así mantenemos lo inmantenible. Parlamentos elefantiásicos repletos de vividores (también gente decente, no se me enfaden todos) según los índices de corrupción que ya no son secreto.

En algún artículo anterior apunté la idea de que esta reforma no se puede hacer, al menos en España, sin ayuda de mamá Unión Europea. Porque si a pesar de no haber tocado esta posibilidad tenemos a los catalanes en efervescencia secesionista, y a los vascos en espera de acontecimientos, imagínense que se cuestione una división territorial solidaria con pretensiones de adaptación a una racionalización de la gestión territorial. No existe en la actualidad un nombre en el mundo de la política que reúna las cualidades y suficiente prestigio y credibilidad que permita concitar confianza para llevar adelante este proyecto. Es que ni existe la capacidad y valentía de plantearlo. Bueno. Sí. Vox es un partido que está arrancando por esa línea, pero que tiene a priori el inconveniente de los partidos que descuellan en Europa como ultraderechistas. No sé si en un futuro depurará el lenguaje y el mensaje dentro de la línea de la tecnocracia que lo haga asimilable o digerible por el conjunto de la sociedad.

Sólo sé que si la Unión Europea se creó para poner fin a las guerras que asolaron a Europa (cuya historia vino definida por la ambición de preponderancia entre sus naciones); y por obtener un mejor nivel de vida para los ciudadanos de los países que la componen; y respetar los derechos humanos como nota incuestionable; en suma, una sociedad civilizada en línea con los avances culturales y científicos que caracterizan la civilización occidental, estos fines sólo se alcanzarán si en los territorios que la componen gozan de paz social. Y es imprescindible encontrar un sistema renovado en que esas cuestiones tengan la consideración de básicas y esenciales, para lo cual tendrán que trabajar comisiones de estudio y desarrollo sostenido en el entorno de Bruselas. Hay gente muy preparada en el conocimiento de los sistemas financieros, así como en estructura económica, como en materia medioambiental y desarrollo cultural. Reúnan a los mejores y pónganse a trabajar. Es difícil. Pero no hay otra….

No vean en esta letras un ideario político, sino más bien una traducción al papel de lo que la gente de la calle siente y no se dice, porque a todas luces suena a ingenuidad. Pero no se olvide que las cosas más grandes que se hicieron en la historia de la humanidad y que dieron lugar a los grandes descubrimientos partieron de personas consideradas ingenuas…

 

Lea también

Adalid y la Filarmónica

Julia Mª Dopico Vale. Dentro de la programación anual de la Filarmónica Ferrolana se celebrarán …