Carta (III) a mi abuelo Domingo Comellas. Navarclés s/n (Manresa).

Juan Cardona Comellas.( www.juancardona.es)

Querido “trastatarabuelo” Domingo: Recupero la promesa de informarte de las últimas novedades que afectan directamente a tu querida tierra catalana. Ayer lunes Cataluña vuelve a tener un president, después de unos meses con el puesto vacante; pues nadie ocupó realmente el sitial en este tiempo, ningún parlamentario propuesto contó con las condiciones mínimas para ocupar el sillón (todos eran prófugos de la justicia o estaban en prisión) y a quien le correspondía constitucionalmente por aplicación del CLV, señora «vicepresilenta» Soraya Sáenz de Santamaría, estaba en otros menesteres internos de partidos.

Como ves no es el chico de los Puigdemont el elegido. No sé si en tu época la familia regentaba una «pastisseria» en el pueblo de Amer cerca de Gerona (capital que defendiste con tu sangre contra los franceses allá por 1808 / 1809) y donde, como sabes, el muchacho, sin mucho merito académico en su currículo, llegó a ser alcalde. Cuando parecía que estaba en la «cima del monte», destronando a su mentor por imposición de unos antisistema, huyó de la justicia española y acabo confinado primero en Bélgica y ahora en Alemania en espera de su entrega a la justicia española.

El nuevo presidente es el desconocido, para el gran público, Joaquim «Quim» Torra Pla que no figura en los top10 de la lista de «Junts per Catalunya», un abogado que al tiempo de ser escritor es igualmente editor. Su gran mérito es la designación digital de Puigdemont. Según parece se quiere conservar el despacho oficial precintado para que nadie, ni tampoco el propio Torra ose manchar el sillón del poder. Veremos si también cumple esta condición.

Aunque, por sus obras lo conoceréis, no por sus palabras; en el caso del nuevo president hay que analizar lo dicho y recordar que la cita latina «verba volant, scripta manent» pronunciada por Cayo Tito en un discurso en el senado romano tiene su valor; sobre todo cuando nos enteramos que Quim Torra escribió sobre los españoles: «Son bestias carroñeras, con una tara en el ADN». Ante esta frase florida digna del mejor orador, profundizamos en otras declaraciones y artículos publicados por el ínclito Quim. En el prosaico artículo «La llengua i les bèsties» se despacha Quim Torra; hace un parangón entre los personajes (animales con la facultad del habla) de un libro de fábulas de Manuel Folch y Torres y los españoles: «Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar a las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeras, víboras, hienas. Bestias con forma humana, que destilan odio. Un odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con verdín, contra todo lo que representa la lengua». Tan bellas palabras solo pueden fluir de una mente privilegiada observando el reflejo de su figura en un espejo. Continúa y amplía: «Les repugna cualquier expresión de catalanidad. Es una fobia enfermiza. Hay alguna cosa freudiana en estas bestias. O un pequeño estremecimiento en su cadena de ADN. Viven en un país del que desconocen todo: su cultura, sus tradiciones, su historia».

Por si no quedaba prueba escrita del malestar y asco que le producimos los «espanyols», rizó el rizo y en marzo de 2014 saco fuerzas de flaqueza y sentenció que los catalanes eran una raza superior. «Se puede considerar al español como un elemento de raza blanca en franca evolución hacia el componente racial africano-semítico. El coeficiente de inteligencia de un español y un catalán, según las estadísticas publicadas por el Ministerio de Educación y Ciencia, da una clara ventaja a los catalanes». Si fue capaz de escribir y publicar estos artículos no quiero pensar cuando tenga que proponer a su «parlament» alguna cuestión que tenga que ver con el Gobierno Central, contra el Estado o contra el Reino de España.

Para abreviar tiempo en esta nueva legislatura pretende restituir en sus antiguos puestos a los que por asuntos judiciales o por destitución del gobierno español lo perdieron. Lo mismo que las Leyes que aprobadas en contra de la Constitución española el propio Tribunal Constitucional las derogó. Para estos encajes de bolillos piensa trabajar con una asamblea de cargos electos que él mismo elija; con lo que se garantiza el 100% de éxitos dejando el Parlamento como organismo que pague las nóminas y poco más. Lo que no entiendo es como si sus primeras palabras oficiales fueron para jurar lealtad absoluta a su «president» al que reconoce como tal y ser él un mero relé de su voluntad. ¿Cómo hará el día que tenga una idea propia?

A los socialistas catalanes les ha reservado unos párrafos donde explica como el cruce de razas, mezclándose socialistas españoles y catalanes han debilitado a los socialistas catalanes hasta su desaparición. Seguramente habrá llevado los libros como si de una ganadería de reses bravas se tratase en donde se registran los cruces y encastres: Es una alucinación propia del más puro dirigente nazi. No sé si conserva a algún semental socialista catalán puro en algún lugar escondido para que cuando se alcance la república se recupere la raza socialista catalana.

En mi última carta te solicitaba, desde tu etéreo descanso, información sobre la posibilidad de que alguna civilización superior procedente de otra galaxia se asentase en Cataluña. No te molestes, hemos encontrado la prueba en el espécimen del tal Quim Torra: solamente en un ser de ADN mutado se puede entender las barbaridades que «gratuitamente» adornan sus manifestaciones (los omito en esta ocasión). El contagio se extiende con más profundidad y rapidez que el ébola, máxime que si ante un síntoma leve el infectado es atendido por los sanitarios congéneres de Torra que remataran el «proces» y ganaran a uno más a su causa.

Mantengo la esperanza que en el futuro no tenga que hacer uso del pasaporte para visitar tu terruño. Un fuerte abrazo de tu chozno ferrolano. Te seguiré informando.

PD: Voy a preguntar si el Estado español tiene gobierno y presidente o estamos ya plenamente en las taifas; ya que el «presilente» Rajoy no se ha molestado dirigirse al pueblo ante esta agresión o no ha tomado acción alguna, solamente nos recordó el cumplimiento de la Ley: también fastidiaría que esto fuese un país sin Ley. Se lo preguntaré al señor Ferreras quien dirige desde su emisora de televisión todos los hilos del «proces».

 

Lea también

Nulidades de Matrimonio

José Carlos Enríquez Díaz Debe reconocerse que la Iglesia sugiere a los demás que admitan …