Denuncian diversas deficiencias en el juzgado de paz de Pontedeume y la promesa incumplida del alcalde por solucionarlas

Después de más de año y medio, y a pesar de a las promesas y compromisos adquiridos por el Alcalde de Pontedeume, el juzgado de Paz sigue en el mismo estado de abandono.

A finales del año 2016 el sindicato Alternativas na Xustiza – CUT mantuvo conversaciones con el alcalde de Pontedeume con el fin de mejorar el estado de las instalaciones del juzgado de Paz de Pontedeume , instalaciones que tienen problemas de humedades, boquetes y una instalación eléctrica muy deficiente, que podría provocar un cortocircuito y causar graves daños en el juzgado.

En aquella fecha, el alcalde se había comprometido a que, una vez aprobados los presupuestos del año 2017 , y mostrando también un gran interés por finalizar con el problema, aprobaría una partida presupuestaria para realizar dichas obras.

Tres meses después, en el mes de marzo de 2017, persistiendo el problema y puestos nuevamente en contacto con el ayuntamiento de Pontedeume, el regidor manifestó que el 19 de marzo de 2017 una empresa había revisado las instalaciones para comprobar qué obras eran necesarias y que el concello estaba a la espera de recibir el presupuesto de las mismas.

A día de hoy, 14 meses después, la situación es exactamente la misma.

Recogiendo las palabras del alcalde en un artículo publicado en un diario el día 3 de mayo de 2017 manifestaba: “ que en un año y medio de gobierno no se pueden asumir todos los problemas , porque también hay otras dependencias municipales que necesitan de variadas mejoras ”.

Pues bien, desde Alternativas na Xustiza- CUT quieren recordar el deficiente estado del juzgado de paz, que es responsabilidad del Ayuntamiento por las transferencias que tiene sobre el mismo (siendo su responsabilidad su mantenimiento y cuidado), y, que después de aguardar más de un año por la reforma más que necesaria, y, tras reiteradas llamadas a lo largo de estos dos últimos meses intentando concertar una nueva reunión con el alcalde de Pontedeume ( Bernardo Fernández) sin recibir contestación ni tener una fecha para dicha entrevista, quieren dar la conocer una vez más este abandono y desidia por parte del gobierno del ayuntamiento.

En el juzgado de Paz, las instalaciones son tercermundistas en comparación con el resto de las oficinas municipales que se encuentran en el mismo edificio (los departamento de servicios sociales o las dependencias municipales emplazadas en la planta baja) sito en la Avenida del Muelle.

Al tratarse de un edificio de piedra al lado de la ría, el frío y la humedad son la tónica en el día a día, ya que el sistema de calefacción y climatización es pésimo para conseguir conseguir una temperatura idónea para trabajar.

Se están incumpliendo las normas de salud laboral . Durante los meses de invierno, la temperatura en el interior de las dependencias del juzgado es inferior a diez grados y los dos funcionarios que trabajan allí están soportando temperaturas gélidas y tienen que vestir ropa idónea para poder aguantar el frío.

Con respeto a la instalación eléctrica, el sistema de cableado y iluminación es deficiente: las barras fluorescentes penden del techo solo sostenidas por dos cables que amenazan con soltarse en cualquier momento. Es otro claro ejemplo de incumplimiento de ley de seguridad de riesgos laborales, tanto para el personal del juzgado cómo para la gente que va a resolver algún trámite al juzgado.

Lea también

El PP de Mugardos lamenta la actual situación municipal

En la mañana de este jueves  se celebraron varias comisiones en la Casa Consistorial de …