Preguntas sin respuestas

Y al despertar de este dulce espejismo

que es la vida
¿volveremos a estar eternamente solos?

Si pudiera llevarme
el aroma del sur hacia lejanas tierras
y la cálida brisa que envuelve mis mañanas
y el murmullo del mar.

Si pudiera llevarme
la risa y la palabra.

Y aún sabiendote a Ti y aún creyendote así,
esta cruel realidad que nos espera,
es la que llena el alma de tristeza.
Es el fin de la vida
lo que me hace temblar de esta manera.

Vivir para morir…..eso es seguro
despues….todo esperanza en quien espera.
Morir para vivir….! Quien lo supiera !

Lea también

Hablando claro

Juan Prado Piñeyro. Abogado. En todos mis artículos siempre me propongo evitar citas eruditas, y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *