La fragata “Álvaro de Bazán” regresa a Ferrol tras finalizar su despliegue por aguas del norte de Europa

Fot. mde

A las 13.30 horas de este miércoles, la fragata “Álvaro de Bazán” (F-101,) ha regresado al Arsenal de Ferrol tras concluir su despliegue de casi tres meses por el Mar del Norte, el Báltico y Casablanca (Marruecos). Durante esta navegación, la fragata estuvo integrada en la Agrupación Naval Permanente de la OTAN núm. 1 (SNMG-1) durante dos meses, participando en ejercicios internacionales para mantener su nivel de adiestramiento y colaborar en los objetivos de la Alianza. En total, el buque navegó más de 16.000 millas náuticas, visitando 7 países. En los muelles del Arsenal se encontraban para recibir al buque  un buen número de familiares de la dotación y una comisión de la Armada

Fot. mde

El despliegue

Comenzó su despliegue a mediados de abril, cuando puso rumbo a aguas del norte de Escocia para integrarse en la SNMG-1 junto con los buques “Niels Juel” (Dinamarca), “Gediz” (Turquía) y “Erfurt” (Alemania).

Tras una primera escala en Glasgow, participó en los ejercicios internacionales JOINT WARRIOR-181, organizados por la Royal Navy. Tras hacer escala en Liverpool, la fragata navegó por aguas de Europa y Marruecos para mantener la presencia naval y cohesión de los países de la OTAN en la zona, visitando los puertos de Casablanca, La Coruña y Amsterdam. A principios de junio hizo escala en la ciudad lituana de Klaipeda para asistir a las conferencias previas al ejercicio BALTOPS, organizado por la Marina norteamericana en aguas del Báltico. Finalizados los ejercicios, hizo escala en la ciudad alemana de Kiel, con motivo de “La Semana Naval”, una de las concentraciones navales más importantes del mundo.

Posteriormente, la fragata finalizó su integración en la Agrupación y puso rumbo a aguas del norte de Noruega, llegando a cruzar el “Círculo Polar Ártico”. Durante las últimas semanas participó en el ejercicio DYNAMIC MONGOOSE. Estos ejercicios han permitido a la fragata adiestrarse en la guerra anti-submarina en una de las zonas de menos tránsito de buques civiles del globo terrestre, adiestramiento permanentemente diurno, ya que ha coincidido con el día polar de la época estival, en que el sol no llega a ponerse en las 24 horas del día.

La semana pasada una vez finalizados los ejercicios, la fragata puso proa a Ferrol recorriendo 1700 millas hasta llegar a casa. Durante el tránsito se aprovechó para continuar con el adiestramiento interno de la unidad antes de llegar al Arsenal ferrolano donde permanecerá atracada durante el resto de los meses de verano.

Fot. Galicia Ártabra

Acerca de la fragata “Álvaro de Bazán”

La fragata “Álvaro de Bazán” (F-101), primera de su clase, fue construida en el astillero ferrolano de NAVANTIA y entregada a la Armada en septiembre de 2002. Tiene su base en Ferrol y cuenta con una dotación de unas 200 personas al mando del Capitán de Fragata Manuel García Ruiz.

 

Lea también

Defensa apuesta por el misil ESSM de Raytheon para la fragata F-110

(Infodefensa)-El Ministerio de Defensa habría seleccionado el misil ESSM de la empresa estadounidense Raytheon como …