El tráfico de mercancías en los muelles de la Autoridad Portuaria crece más de un 2 % en los siete primeros meses del año

Por primera vez en lo que va de 2018, el balance anual de tráficos de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San
Cibrao refleja números negros, no rojos. Los buenos datos de actividad en marzo, abril, junio y, sobre
todo, julio, han permitido a la institución anular por completo un mal arranque de ejercicio y retomar
la senda del crecimiento. En estos momentos, en comparación con 2017, progresa a un ritmo del 2,2 %.

El salto de las cifras negativas a las positivas acaba de darlo la Autoridad Portuaria gracias al que se
ha convertido, con diferencia, en el mejor julio de su historia. En los muelles de Ferrol y San Cibrao se
cargaron y descargaron el mes pasado 1.270.151 toneladas, un 35,4 % más que en las mismas fechas
del ejercicio anterior y un 24,1 % por encima de lo que es normal, entendiendo por esto último el
promedio de actividad registrado desde 2005 hasta ahora (1.023.350). Este julio desplaza así en el
podio de los más productivos a los de 2016 (1.183.127), 2012 (1.155.818) y 2011 (1.152.264), como
muestra el gráfico que acompaña esta información.

En el global del mes, el tráfico de graneles líquidos alcanzó las 84.063 toneladas; el de mercancía general,
las 57.852; y el de graneles sólidos, que es el más importante, las 1.127.065. El comportamiento
de este tercer mercado sobresale también en términos relativos, con un alza del 51,8 %.

Según reportes todavía provisionales, el ránking de mercancías lo lideraron dos en pleno bum de
importación: la bauxita, con 501.235 toneladas transportadas, y el carbón, con 481.697. El resto de
puestos en el top diez se los repartieron la alúmina (77.347), la chatarra (32.096), los aceites (21.837),
la madera (20.537), el fueloil (15.171), el biodiésel (14.810), el acero (8.450) y el coque (8.028).

Merced a todo ello, el balance anual de la Autoridad Portuaria recoge ahora un total de 7.791.108 toneladas estibadas y desestibadas, frente a las 7.621.442 que habían sido movidas a estas mismas alturas del ejercicio pasado. Este 2,2 % de crecimiento en el total del año es el primer saldo positivo que se da en el acumulado de 2018. Hasta el momento, la institución no había podido remontar
de manera definitiva los retrocesos de enero (caída del 35,6 %) y febrero (descenso de 28,1 puntos
porcentuales).

La comparativa interanual resulta incluso más positiva: 13.753.768 toneladas cargadas y descargadas
desde agosto de 2017 hasta julio de 2018, ambos inclusive, frente a 12.987.148 transportadas en
los 12 meses precedentes. Es decir, un incremento del 5,9 %.

Con estos números, la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao cumple los objetivos fijados en su
programación estratégica. La institución se consolida también entre las cuatro primeras de su clase en la fachada noratlántica-cantábrica, junto a las de Bilbao, Gijón y A Coruña. 

 

Lea también

Luz verde para la construcción de cinco fragatas F-110, en Navantia-Ferrol. Creación de cerca de 7.000 puestos de trabajo durante 9 años

El consejo de ministros celebrado en la mañana de este viernes ha dado luz verde …