La Xunta toma medidas ante una posible oleada de incendios forestales

Ante la posible oleada de incendios forestales en este año y recordando los que se registraron el pasado 2017 la Xunta de Galicia ha tomado una serie de medidas con el fin de reforzar la protección y la prevención, todas ellas encaminadas a defender lo de TODOS, a nuestra tierra.

MEDIDAS ADMINISTRATIVAS

Ha sido muy importante el concienciar a los propietarios de fincas y montes de la necesidad de mantener una distancia, que ha pasado de los 30 a los 50 metros, de árboles pirófitas (de fácil combustión) en los lugares en los que está demostrado que existe un mayor riesgo a la vez que se prohibió totalmente la plantación de acacias a menos de 50 metros de edificios y se obliga a que los eucaliptos y pinos guarden una distancia mínima de 10 metros entre cada ejemplar.
Asimismo otras medidas se relacionan con que las viviendas aisladas deben obligatoriamente tener gestionada la biomasa en los 50 metros que las rodeen, independientemente de la distancia a la que se encuentren del monte.

Terrenos forestales y montes vecinales
Se agilizó el procedimiento para la limpieza de terrenos forestales que no estén debidamente gestionados por parte de la Administración. Ésta podrá declarar zonas de actuación urgente y prioritaria para aquellas sobre las que se precise actuar, pudiendo hacerlo de manera rápida y simplificada en caso de emergencia.
Aquellos montes vecinales en mano común abandonados o no explotados podrán ser declarados como tales por la Consellería do Medio Rural e incorporados al Banco de Terras para que aquellos que tengan necesidad de terreno lo puedan poner en valor. En este supuesto, los comuneros con explotaciones agroganaderas que necesiten base territorial para sus explotaciones tendrán un derecho preferente de acceso.
Por otra parte las subestaciones eléctricas y estaciones de telecomunicaciones están obligadas a retirar especies pirófitas a menos de 5 metros de distancia. Con este cambio, la Administración tendrá más facilidades para actuar cuando esto no se cumpla.

CONVENIOS CON CONCELLOS

La Consellería do Medio Rural elaboró en 2016 un convenio marco con los Concellos para colaborar en la prevención y extinción de incendios. Se adhirieron 267 concellos (y 6 convenios con mancomunidades). Este convenio consta de tres líneas de ayuda:

Brigadas de extinción, conductor de motobomba; y hectáreas para desbrozar
A día de hoy, hay 16 nuevos municipios interesados en sumarse en alguna de las tres líneas de actuación y otros 19 que quieren hacer mejoras en sus convenios. Así, el 90% de los municipios gallegos tienen subscrito este verano el convenio de incendios con Medio Rural.

Si hablamos de presupuesto, en el primer convenio marco se desembolsaron 33 millones de euros, a razón de 11 millones por año. Pero los cambios actuales suponen un desembolso de otros 672.161,04 euros, que habría que sumar al presupuesto inicial de los convenios para este año que partían de 11 millones. En total, cerca de 11,7 millones se invertirán este 2018 en los convenios de prevención y extinción con los concellos.

Un resumen sobre este tema nos lleva a conocer que existen 285 convenios, 279 con concellos ( 206 cuentan con brigadas, 97 con conductor motobomba y 234 con desbroce de hectáreas).

En total Galicia cuenta en estos momentos con 290 brigadas de entidades locales, y con cerca de 1.800 personas contratadas a través de estos concellos entre brigadistas y conductores de motobomba.

Se está trabajando también en la elaboración del próximo convenio marco, que tendrá una duración de 4 años (2019 a 2022) y un importe anual de 11,7 millones de euros, es decir, con un presupuesto total de 46,8 millones de euros.

 NEGOCIACIÓN CON LA FEGAMP

Aún con todos estos cambios y mejoras, el departamento que dirige Ángeles Vázquez está buscando nuevas fórmulas de colaboración con las administraciones locales, al ser conscientes de las limitaciones económicas que tienen los Concellos.

Por ello, y para ayudarles en su competencia de mantener limpias las franjas secundarias de biomasa, la consellería está ultimando con la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp) un convenio de colaboración por valor de más de 28 millones de euros hasta 2021. En dicho convenio está prevista la delimitación de las redes de franjas secundarias de gestión de la biomasa, su publicación y la actuación directa de la Administración local a través de un acuerdo con los propietarios o bien por vía ejecutiva en el caso de no darse dicho acuerdo.

Para impulsar y formalizar este acuerdo, Medio Rural aporta este año un total de seis millones de euros, con lo que asumirá el 100% de los gastos, siendo el porcentaje de un 75% en los próximos años.
A mayores, la consellería colabora con 3,8 millones de euros en el financiamiento de los Grupos de Emergencia Supramunicipal (GES), que son 24 en total, y que también participan en la prevención y extinción de incendios forestales.

INTENSIFICACIÓN DE LA VIGILANCIA

Desde la Xunta se está intensificando la vigilancia en los montes, reforzando la red de vigilancia de los espacios forestales de Galicia que contará con un mínimo de 44 cámaras distribuidas entre diferentes distritos. Se localizarán especialmente en parroquias de alta actividad incendiaria y tendrán tanto una finalidad de control como de disuasión.
Se trata de un sistema de visualización y detección compuesto por cámaras ópticas que servirá de soporte en las labores de protección y vigilancia de la masa forestal gallega, así como para la optimización de la coordinación de los medios de extinción, en caso de incendio.

NUEVOS PUNTOS DE AGUA Y MEJORA DE PISTAS Y CORTAFUEGOS

Entre el pasado año y el presente se destinaron cerca de 8,5 millones de euros para la creación de nuevos puntos de agua y la mejora de pistas y cortafuegos.
Con respecto a los puntos de agua, el pasado año se construyeron 58 nuevos depósitos por un importe de 1,5 millones de euros. Gracias a esto, Galicia cuenta a día de hoy con 5.481 puntos de agua operativos, de los cuales 754 son aptos para los medios aéreos (helicópteros). Además, para este año, está prevista la construcción de otros 49 puntos por un importe de algo más de 700.000 euros.

Pero también resulta fundamental acondicionar la red de pistas forestales y de cortafuegos para que, en el caso de producirse un incendio, se pueda frenar el avance del fuego y permita un rápido acceso a las zonas afectadas. Actualmente, Galicia cuenta con aproximadamente unas 10.500 hectáreas de cortafuegos en todo el territorio, pero es necesario repasarlos con el fin de eliminar la capa vegetal que puedan tener y dejar al descubierto el suelo mineral, con el objeto de frenar el avance de los incendios, en el caso de producirse.
Durante el pasado año 2017 se aprobó una inversión de 3,4 millones de euros para actuar sobre más de 600 kilómetros de pistas y 3.600 hectáreas de cortafuegos. En este año 2018, el presupuesto es de 2,7 millones de euros para una mejora de casi 500 kilómetros de pistas y más de 1.600 hectáreas de cortafuegos.

CAMPAÑA DE SENSIBILIZACIÓN

La Xunta planificó para este año 2018 la realización de 324 charlas y actividades divulgativas a favor de un monte sostenible en las que está previsto que participen unos 17.000 alumnos de centros escolares de toda la comunidad. Las jornadas son coordinadas por jefes, agentes y técnicos de la Consellería do Medio Rural y se están realizando en los 19 distritos forestales.
Versan sobre aspectos relacionados con la conservación de la naturaleza, las características de los montes gallegos y la prevención, defensa y extinción de incendios. Este número de acciones de sensibilización supone un incremento del 11,5% respecto al 2017 y la cifra de alumnos implicados crece un 30% en relación con el pasado año.

PLAN FORESTAL Y AYUDAS PARA INSTRUMENTOS DE ORDENACIÓN

El borrador de la revisión del Plan Forestal de Galicia (PFG) ya fue remitido a los distintos grupos parlamentarios para recoger sus sugestiones y aportaciones. Fue publicado en el DOG (el jueves, 5 de julio).
Asimismo la Xunta publicó este año una orden por la que se convocan subvenciones destinadas a la elaboración de instrumentos de ordenación o gestión forestales (la normativa establece que a partir del 2020 todo monte tiene que disponer de este instrumento). Esta convocatoria tiene un presupuesto de 4 millones de euros, repartidos al 50% entre los años 2018 y 2019.

AGILIZACIÓN DE LAS CORTAS DE MADERA

La consellería do Medio Rural puso en marcha el pasado mes de abril una aplicación informática que permite la presentación electrónica tanto de la declaración responsable como de la autorización única de cortas, a través de la sede electrónica de la Xunta.
Hablamos de una ventana única interadministrativa, que reúne en un único visor toda la información necesaria y homogénea de los distintos organismos y administraciones competentes. En ella se incluye una plataforma de información georreferenciada o visor de cortas que permite que con solo introducir la referencia catastral del terreo donde se quiere cortar madera, se visualicen todas las protecciones administrativas que le afectan.
Esta plataforma fue precisamente creada para agilizar los aprovechamientos. Esta flexibilización supone un importante ahorro tanto en tiempo como en términos económicos. De hecho, según cálculos del propio sector, el ahorro que supone para las empresas de aprovechamientos forestales, tanto en taxas como en optimización logística y gestión eficiente, se sitúa alrededor de los 8,6 millones de euros anuales.
Con el nuevo sistema, la Xunta tramita alrededor de 200 solicitudes de corta al día. De ellas, unas 60 obtienen el permiso en el momento (aproximadamente un 30%), cuando antes de esta agilización ninguna solicitud se atendía inmediatamente.

Lea también

Se amplía a alerta naranja , para este martes, en la costa coruñesa

La Agencia Estatal de Meteorología ( AEMET) informa, en el boletín núm. 67-92/71 GAL, emitido …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *