“Responderemos de manera contundente si se anula el contrato de las corbetas”, dice el presidente del comité de empresa del astillero de Navantia-San Fernando

(La Voz de Cádiz)-Los trabajadores de Navantia en la Bahía de Cádiz empiezan a verle las orejas al lobo. La posibilidad, hasta ahora remota, de que se terminara anulando el contrato para construir cinco corbetas para la Armada de Arabia Saudí ha empezado este martes a tomar cierto cuerpo. De momento, lo único confirmado es que el Ministerio de Defensa español ha anunciado esta misma mañana que ya ha iniciado los trámites para paralizar la venta a Arabia Saudí de 400 bombas de precisión láser del Ejército español. Nada habla el Gobierno de Pedro Sánchez de las corbetas, pero entre los representantes de los trabajadores de Navantia en la Bahía crece el temor de que este paso dado por el departamento que dirige Margarita Robles indigne a las máximas autoridades de Arabia Saudí y que éstas rompan de manera unilateral un contrato firmado hace apenas dos meses, que está cifrado en 1.800 millones de euros y que garantiza 6.000 empleos al año en el astillero de Navantia-San Fernando hasta el año 2022.

“Es un craso error”. Con estas palabras valoraba esta mañana el presidente del comité de empresa de Navantia-San Fernando, Jesús Peralta, la suspensión por parte de Defensa de un contrato de venta de armas con Arabia que data del año 2015. “Estamos muy preocupados porque las repercusiones que a partir de ahora puede ocasionar esta decisión pueden ser gravísimas”, reflexionó Peralta, quien precisó que para antes de que acabe este año está previsto que se empiece a cortar las primeras chapas para estas corbetas, una vez que ya ha finalizado todo el trabajo previo por parte de la sección de ingeniería.

 Bajo su punto de vista “en Arabia Saudí no sólo está buena parte del futuro de Navantia, es que allí hay muchas empresas de muchos sectores, entre ellas varias gaditanas, que han encontrado un mercado muy potente y que ahora ven como esa puerta se les puede cerrar en la cara”.

Jesús Peralta es de la opinión de que un Gobierno progresista “no puede generar más paro en la provincia de Cádiz” y por eso anticipa que la plantilla de la antigua Bazán “responderá de manera contundentesi considera que está en peligro lo que el propio Gobierno socialista calificó como “el mayor contrato de la historia de Navantia con un cliente extranjero”.

Cabe recordar que el contrato de las cinco corbetas para Arabia fue negociado durante muchos años por el Gobierno de Rajoy y que contaba con el rechazo de partidos como Podemos, aunque los dirigentes gaditanos de la formación morada sí respaldaron este acuerdo. Igualmente el contrato contó con la oposición clara de cuatro ONGs (Amnistía Internacional, Greenpeace, Oxfam Intermón y FundiPau) que firmaron un comunicado conjunto de rechazo.

El Ministerio de Defensa ha confirmado hoy que se han iniciado los trámites para paralizar la venta a Arabia Saudí de 400 bombas de precisión láser del Ejército español y que se devolverán los 9,2 millones de euros abonados por este material. De esta manera el Gobierno, que temía que estas bombas se pudieran utilizar para bombardear Yemen, deja sin efecto el contrato firmado entre España y Arabia Saudí en enero de 2015.

 

Lea también

El crucero “Aidabella” visitó Ferrol con 3.000 personas a bordo

A las siete de la mañana de este jueves entró en aguas ferrolanas el crucero …

3 comentarios

  1. Como no podía ser menos, las “genialidades” de un gobierno que se dice obrero y socialista, van a echar por tierra uno de los mayores contratos de la historia de NAVANTIA y futuras inversiones en el país.
    Después de un duro trabajo e intensas negociaciones , la ministra de defensa en un guiño hacia sus compañeros que la apoyan en el congreso, puede dejar sin trabajo a miles de familias en la zona sur de España.
    Como siempre el PSOE tratando de arruinar la construcción naval en este país como ya lo intento en su día el ministro Carlos Solchaga.

    • Millor ir ó paro que colaborar na masacre de yemen

    • La verdad es que los desaciertos socialistas con la construcción naval son marca de la casa. Esperemos que Arabia no de marcha atrás, porque eso va a afectar a la economía de San Fernando, al reparto de carga de trabajo y a los números de la empresa (que es pública, recuerdo).