España, hacia la censura bolivariana

Manuel Molares do Val
La resolución del Parlamento catalán que reniega del Rey a iniciativa de los Comunes-Podemos reclama también que los medios informativos censuren las noticias que podrían beneficiar a “la ultraderecha”.

Ocurría casi a la misma hora en la que Pablo Manuel Iglesias firmaba con Pedro Sánchez las bases para el presupuesto de 2019, pero sin referirse ninguno de ellos a ese ataque a la libertad informativa.

Se intuía que el Gobierno y su aliado Podemos se proponen limitar el periodismo libre, que es el que no debe ocultar noticias con filtros ideológicos.

Pero la vicepresidenta Carmen Calvo había advertido ya días atrás que sería necesario controlar lo que no era deseable y Sánchez se propone ahora resucitar una Comisión de vigilancia intimidatoria de los medios que el “peligroso” Rajoy desarmó durante su mandado.

La izquierda del sanchismo-podemita y los separatismos, sostienen que hay libertades peligrosas, y más si quien da noticias es la oposición, Ciudadanos (C’s) y el PP, que ya son calificados como ultraderecha por la coalición gubernamental de facto.

A seber: todo lo que se oponga al actual gobierno es ultraderecha y facha.

Cuando una comisión parlamentaria le preguntó esta semana a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, por sus turbios –¿facinerosos?– comentarios en una comida con el superpolicía corrupto José Villarejo, con posible revelación de graves delitos no denunciados por ella, acusó de ultraderechista a C’s y de ultra-ultraderecha al PP.

¿Ultra-ultraderecha el PP? Entre 2011 y este último verano, aparte de ser algo más estricto económicamente que el último Zapatero, el de los grandes recortes sociales de 2010, mantuvo la política legal, cultural y sanitaria socialdemócrata de ese ente superior y antecesor.

Apelando a que esas ultraderechas son peligrosas, el Podemos catalán ha lanzado la orden de que se censure incluso al bastante centrista y moderado C’s.

Mientras, Iglesias, que parece dirigir redacciones de podemitas manejando importantes medios públicos y privados de comunicación oculta noticias y presenta a la oposición como ultraderechista: ya tiene en camino la censura bolivariana.

Lea también

Women in music-Mujeres en música

Julia Mª Dopico Vale El próximo 21 de noviembre en el International Institute de Madrid …

Un comentario

  1. Coincidirá conmigo en que a VOX se le ha censurado desde todo el espectro ideológico periodístico, al igual que se hizo antes con UPyD… pues tendrán que tragar, como tragan los demás. El problema no es lo que hagan o digan los partidos políticos, no: el problema es la total y absoluta falta de independencia de la prensa que está en el mejor de los casos ideologizada y en el peor comprada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *