El Centro de documentación del Patrimonio, una vergüenza de Ferrol

El Centro de Documentación del Patrimonio de Ferrol fue creado el mes de junio de 2014, tras la firma de un convenio de colaboración entre el Concello de Ferrol y la Confederación de Empresarios de Ferrolterra (COFER), con objeto de preparar la candidatura de Ferrol de la Ilustración a Patrimonio de la Humanidad.

Constaba esencialmente de una base de datos de unos 3.000 registros de planos, mapas y documentos históricos referentes a esta temática. Este catálogo documental, la mayoría datada en el siglo XVIII, procedía de archivos nacionales e internacionales, desde el Archivo General de Simancas al Archivo del Reino de Galicia o desde el Museo Naval de Madrid al Archivo Histórico Nacional, pasando por los Archives du Genie franceses.

El material documental incluía también un amplio conjunto de libros, publicaciones y más de 300 artículos relativos a la candidatura de Ferrol, además de una base de datos de casi 3.000 fotografías antiguas y modernas de los Bienes de Interés Cultural, constituyendo todo ello una completa e interesante documentación que se estuvo recopilando prácticamente desde el año 2001 y en la jugó un importante papel el historiador Juan A. Rodríguez-Villasante.


Esta documentación estuvo durante algún tiempo a disposición de los investigadores y estudiosos en la última planta del antiguo Hospicio, hoy reconvertido con poca fortuna en un Centro Cultural Municipal. A pesar de la buena labor de las dos historiadoras encargadas directamente de este archivo, la nula gestión y falta de conocimientos en este tema de la COFER (zapatero, a tus zapatos) y el poco interés y la desidia del propio Concello de Ferrol llevaron al pronto cierre de ese Centro de Documentación, para vergüenza de una ciudad que hasta ahora no ha sabido hacer un trabajo serio en el proceso de la candidatura a Patrimonio Mundial.

proceso que comenzó en enero del año 2001, gestionado bajo seis alcaldes distintos, con una colaboración desigual y en general poco efectiva de diferentes estamentos (Armada, Universidad, Colegios Profesionales, Asociaciones Culturales), con nulo interés por parte de la ciudadanía, gastando en el proceso varios centenares de miles de euros y dándole a muchos la impresión que el expediente no pasó del Puente de las Cabras.

Hace menos de un año que el actual Concello de Ferrol presentó nuevamente la candidatura de Ferrol a Patrimonio Mundial en la Dirección General de Patrimonio en Santiago y según ciertas informaciones el Conselleiro de Cultura de la Xunta de Galicia obvió esta candidatura, promoviendo en su lugar las de las Islas Atlánticas y de la Ribeira Sacra. Ante este nuevo desprecio de Santiago y el reiterado fracaso de Ferrol, en vez del último y pomposo nombre con el que el Concello ferrolano tuvo la ocurrencia de bautizar la petición, “Cidade de Ferrol. Porto da Ilustración”, deberían llamarle “Ferrol da Ilustración. Patrimonio da Eternidade”.

De la misma forma cumple recordar que también formaban parte de ese Centro de Documentación un interesante conjunto de Exposiciones paneladas, unas referentes a la Ilustración y otras al Modernismo, que en su día fueron mostradas por la Fundación Ferrol Metrópoli en diversas ciudades de Galicia y del resto del Estado, paneles que hoy se encuentran en paradero desconocido. Lo mismo que en el caso del citado conjunto documental del Centro de Documentación del Patrimonio, es preciso que los responsables del Concello de Ferrol tomen en serio su trabajo para que toda esa documentación vuelva a estar a disposición de los investigadores.

Lea también

Rey Varela se interesa ante la Xunta por la declaración de Ferrol Ciudad Patrimonio de la Humanidad

El diputado del Grupo Popular, José Manuel Rey, demandó al mediodía de este miércoles en …

Un comentario

  1. De todo lo que expresa en sus letras no hay nada positivo, lo cual no deja de ser extraño… pero lo más extraño es eso de que a la ciudadanía no le importa o de que las cosas están en paradero desconocido.

    Lo primero es mentira, totalmente, y la prueba es que Ferrol y su candidatura a Patrimonio Mundial no han dejado de sumar apoyos y que su difusión es cada día mayor.

    De lo segundo… que usted desconozca las cosas no quiere decir mucho, pero se sabe perfectamente el paradero de los carteles y el de la documentación.

    Le sugiero que en sus próximas prédicas incluya alguna propuesta, algo así como: Propongo que el Ayuntamiento de Ferrol contrate personal para la gestión del archivo del Centro de Documentación del Patrimonio… ahorraría mucho tiempo y no tendría que parecer eternamente enojado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *