El PSOE redime a Otegui

Manuel Molares do Val
Antes de ganar su voto censura apoyado por los bolivarianos de Podemos y los separatistas, Pedro Sánchez negaba toda posibilidad de acuerdo y menos de alianza con esos grupos, y especialmente con los herederos de ETA dirigidos por Arnaldo Otegui y encarnados en Bildu.

Siete meses después se siente poderoso gracias a tales socios, por lo que es lógico, dice Sánchez, que Idoia Mendía, la principal dirigente socialista vasca, compadree en una cena festiva de Nochebuena con Otegui, uno de los líderes etarras acusado múltiples veces de mandar asesinar a no separatistas, entre ellos a socialistas.

El dirigente histórico de ETA ya había sido declarado “Hombre de paz” por el predecesor socialista de Sánchez, José Luis Rodríguez Zapatero, que se atribuye el mérito de que los terroristas dejaban de matar en 2011.

La realidad la banda terrorista renunció a los asesinatos porque estaba desmantelada policialmente, igual que en 2004, cuando Zapatero llegó al poder.

Pero su apaciguamiento con bondad y promesas de acuerdos políticos le insuflaron algo de vida a la banda para sobrevivir casi siete años en los que mató a 14 de las 829 asesinadas tras la muerte de Franco.

Esa foto de de Mendia y Otegui, natural para Sánchez, como dijo en rueda de prensa, brindaban también los líderes del PNV, Andoni Ortuzar, y de Podemos en el País Vasco, Lander Martínez.

Pero “cruza una frontera moral que nunca se puede atravesar”, como escribió para anunciar su baja del PSOE uno de los socialistas vascos más prestigiosos, José María Múgica. 

Su padre fue Fernando Múgica, dirigente socialista asesinado por ETA en 1996 y hermano de Enrique, ministro de Justicia de Felipe González y después Defensor del Pueblo nombrado por Aznar.

Paradoja: compadreo con acusados de asesinatos y rechazo radical a Vox calificándolo de más peligroso que los terroristas, cuando no ha matado ni se plantea matar a nadie con su revolución conservadora que solo recuerda algo a la antigua Alianza Popular.

Lea también

Te doy para que me des

Enrique Barrera Beitia En este momento de bronca y falsas noticias, estaría bien recuperar el …