“Alto drama”


                                                                                                       “Beethoven es el compositor más grande
                                                                                                        pero Mozart es único!”

Julia M.ª Dopico Vale

Algunas de las arias más conocidas de Mozart y Beethoven sonaron el miércoles en el Auditorio de Ferrol en concierto de la Real Filharmonía de Galicia en colaboración con la Sociedad Filarmónica Ferrolana, llevando la batuta el maestro venezolano Manuel Hernández-Silva, actualmente director musical y artístico de la Orquesta Filarmónica de Málaga y de la Sinfónica de Navarra y actuando como solista la soprano malagueña Berna Perles, formada en Roma y Viena y premiada en concursos nacionales e internacionales, recibiendo en 2016 el reconocimiento a la “Mejor Labor Musical del año” en su ciudad natal. Comenzamos con la Obertura de la Flauta Mágica, una de las creaciones “más enigmáticas y fascinantes del repertorio operístico”, que comienza con tres solemnes acordes de toda la orquesta para introducir musicalmente el “pequeño cuento” que insinúa la filosofía de la vida, para continuar con el aria Misera, Dove Son (Mísera de mí. Dónde estoy!), pieza inspirada en los versos del drama de Ezio de Metastasio. Después Beethoven, el “Baco que prensa el vino glorioso de la música para los hombres” y su obertura de Las Criaturas del Prometeo, ballet estrenado en el Burgtheater de Viena en 1801. Del mismo compositor el aria de concierto Ah perfido!,op.65 en la que se expresa el deseo de venganza de una mujer traicionada por su amante- Barbaro traditor, tu parti? …-, una pieza que exige elevado virtuosismo por su fraseo y los momentos de gran dramatismo. El crítico Julián Carrillo puso en valor el timbre redondo y brillante de Berna Perles, así como su gran potencia y proyección. Ya en la segunda parte la Sinfonía N.º 3 de Schumann, la Renana, en la que una cristalina orquesta nos llevó a esta región situada a los límites del Rin con las referencias a sus melodías y valses populares fluyendo serenamente la música en armonía con la naturaleza para concluir con su final triunfal. La intensa y prolongada ovación del público puso de manifiesto la calidad y calidez de este concierto.

 

Lea también

Las Leyes Electorales y los Ciudadanos

Juan Cardona. (www.juancardona.es) Asistimos atónitos a la pelea de gallos en la que participan nuestros políticos, …