Elecciones por partida doble

Enrique Barrera Beitia
En Ferrol hay pautas de comportamiento electoral que se repiten, y para ello basta comparar los porcentajes de voto que los partidos estatales obtienen en las elecciones generales y en las municipales. Como por primera vez en nuestra restaurada Democracia, ambas elecciones se sucederán en el plazo de un mes, los resultados del 28 de abril tienen que influir necesariamente el 26 de mayo.

Situación actual de la batalla electoral en Ferrol

En el momento en que escribo este artículo, entiendo que por lo menos hay tres hechos a destacar.
El primero es que la ruptura de A Marea parece irreversible, y se traducirá en que mientras Izquierda Unida y sus aliados usarán la marca de Ferrol en Común, Luís Villares avalará la presentación de una candidatura alternativa que podría ser Marea Ferrolana, que ya ha elegido a Bernardo Cuétara como cabeza de lista, y puede acoger a otros grupos. Incluso si se llegase a un acuerdo en Galicia, el fuerte rechazo de algunos colectivos ferrolanos a que Jorge Suárez repita como candidato, impediría la unificación de ambas candidaturas en nuestra ciudad.

El segundo es que todavía quedan por despejar algunas incógnitas, como conocer el candidato de Vox, y sobre todo si Sentimiento Ferrolano se presenta.

El tercero es que JM Rey Varela está acaparando la precampaña con un gran despliegue de medios. Es indudable que busca un efecto “bandwagon” (subirse al carro del vencedor) entre los indecisos y los potenciales votantes de Ciudadanos y Vox, pero… ¿merece la pena este esfuerzo?

Otra forma de decidir el voto

Antes, el 90% de los electores sabían lo que iban a votar antes de que empezara la campaña electoral, pero todos los expertos en demoscopia coinciden en que desde las elecciones autonómicas de Cataluña y Andalucía, más de una tercera parte decide su voto durante la campaña electoral. Por lo tanto, la febril actividad de JM Rey Varela no le perjudica y le ayuda a agrupar el voto de derechas, pero no le aporta ninguna seguridad de que le sirva para alcanzar la alcaldía, sobre todo si se dan dos circunstancias:
a) El PP saca un mal resultado en abril y queda en la oposición, mientras el PSOE continúa gobernando España, y se convierte en el partido favorito para presidir la Xunta de Galicia en 2020.

b) El candidato socialista (Ángel Mato) no comete errores de bulto (lo que puede explicar el perfil bajo que mantiene).

Un conocido periódico publicó hace poco una encuesta sobre las elecciones generales, incluyendo el reparto de escaños en nuestra provincia. Si extrapolamos los resultados a Ferrol, el PSOE se acercaría a los 11.000 votos superando en más de 1.000 al PP. La Marea rondaría los 8.500 si se presentase unida, y Ciudadanos subiría hasta los 5.500. Nótese que estos cuatro partidos acumularon en 2016 el 95% de los votos de la provincia, mientras que en la citada encuesta obtienen el 88%. ¿Quién se queda ese 7% restante? La respuesta tiene que ser necesariamente Vox, salvo la moderada subida en votos que le pueda corresponder al BNG.

Lea también

Amigos de la Ópera

Julia Mª Dopico Vale La entidad coruñesa Amigos de la Ópera ha presentado la nueva …