Denuncia que sufrió “una agresión fascista” y desconoce la labor policial

Francisco Martínez, militante de Causa Galiza, ha denunciado en el transcurso de una rueda de prensa celebrada en la mañana de este jueves en el Ateneo Ferrolán que sufrió “una agresión fascista” en Ferrol, de la que ni él ni su propio abogado tienen “constancia” del avance de las diligencias policiales para tratar de identificar y detener a los presuntos responsables de esta agresión.

Los hechos, de los que dio cuenta Galicia Ártabra, se registraron el pasado 7 de marzo, cuando el joven “iba caminando para casa”. “Estaba en compañía de otros dos amigos y decidimos hacer una foto con una estatua que hay en una calle de Ferrol (capuchoncito), momento en el que llegaron un grupo de entre ocho y diez personas que nos comenzaron a insultar, lo que degeneró en una pequeña discusión, decidiendo irnos por otra calle en paralelo para no tener ningún tipo de conflicto”, señaló Francisco Martínez.

En ese momento, señala, le “atacaron por la espalda”, al grito de “rojo de mierda e hijo de puta”,
para posteriormente caer “inconsciente” al suelo y despertarse en el hospital. Como consecuencia
de esta agresión, ha sufrido diversas fracturas en la cara, heridas en la cabeza y varios dientes
rotos.

Martínez ha estado acompañado de su abogado, Alexandre Cortizas, que ha denunciado el “retraso” de las diligencias en una agresión que se produjo “hace 14 días”. “No tenemos constancia de que se estén realizando las mínimas diligencias por parte de la Policía“, ha insistido, para tratar de identificar y detener a los presuntos responsables.” Las actuaciones no están trasladadas al juzgado, no están ‘sub iudice’ ” indicó.

También están esperando a que se acabe de tomar declaración a los dos testigos para dirigirse al
juzgado y solicitar “las diligencias de prueba pertinentes, vista la falta de acción por parte de la
Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado”.

“No entendemos como puede ser esto, cuando estamos ante un caso de extremada gravedad“, ha
considerado, advirtiendo de que podría tratarse de “un presunto delito de lesiones agravadas por
realizarse con medios que ponen en peligro la vida de las personas, además de por motivos
ideológicos, los llamados delitos de odio”.

En esta comparecencia pública Martínez ha contado con el apoyo de varios partidos, sindicatos y
entidades culturales, como ha sido el BNG de Ferrolterra, la ejecutiva del PSOE en Ferrol, Partido
Comunista de los Trabajadores de Galiza, CIG y Fundaçom  Artábria, además de Causa Galiza, la
organización en la que milita y pertenece.

Lea también

Rey Varela promete mejorar la comunicación y accesibilidad entre A Graña, San Felipe, Valón y Brión

El candidato a la alcaldía de Ferrol por el Partido Popular, José Manuel Rey Varela, …

4 comentarios

  1. Unos independentistas con una bandera que exhibe la estrella roja soviética (el símbolo que más muertes ha causado en la historia de la humanidad) sostiene que unos fascistas han agredido a uno de los suyos, de los que apoyan a los etarras de Bildu. Sin que nadie sepa si es verdad o no, acusa a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado de no hacer su trabajo, y después insultan a los católicos enmarcando la agresión en la Semana Santa, pese a que fue un sábado de madrugada. Y encima dice que no son hechos aislados, sino algo común en las celebraciones religiosas, y luego afirma que alguno de los agresores podría ser militar.

    En las siguientes elecciones europeas este partido se presenta con los que homenajean en las calles a los que asesinaron a más de 800 españoles, incluidos hombres, mujeres, niños, periodistas, políticos, policías, guardia civiles, embarazadas… de forma indiscriminada. Si hay un hastag #yonotecreo me apunto desde ya.

  2. Que denuncie en el Juzgado de Instrucción de guardia, se persone en el procedimiento cuando pida la práctica de las diligencias que estime oportunas. Me creo que ha sido agredido, pero no me creo que la Policia no investigue. Pero bueno, de agresiones también entienden los cachorros de algún sindicato nacionalista.