El fuego quema una hectárea de monte en Naraío

 

Fot. concello

Un incendio de escasa entidad quemó en la pasada noche del martes, día 26, algo más de una hectárea de monte en la zona de Os Cadavás, a medio camino entre los lugares del Piñeiro y O Pico, en Naraío, concello de San Sadurniño. Un vecino de Fontao que vio clarear las llamas en medio de la noche fue quien dio la alerta al 112 poco después de las 22.00 h. El teléfono del CIAE-112 de emergencias movilizó una patrulla de la Guardia Civil, una motobomba del Grupo de Emerxencias Supramunicipal-GES de Mugardos con dos operarios y también a un equipo con tres vehículos de los Bomberos do Eume con base en As Pontes, que acudieron como reten para garantizar la seguridad de una vivienda próxima que en ningún momento se vio amenazada. El fuego quedó controlado pasada la medianoche, aunque a primeras horas de la mañana de este miércoles el vecindario volvió a dar aviso de que estaba volviendo a prender. Hasta el lugar se desplazaron una motobomba y un todoterreno de la Xunta que, cerca de las 9.30 h., apagaban ya los últimos rescoldos.

Fot. GES

El fuego se inició en un monte de eucalipto de Os Cadavás. El viento hizo que avanzara rápidamente a ras de suelo y a eso de las 23.30 h. el GES de Mugardos le atajó el paso en una faja de reciente plantación con ayuda de varios vecinos.

Media hora después llegaron al lugar dos camiones y un todoterreno de los Bomberos do Eume con indicaciones de permanecer atentos por si el incendio cogía fuerza y se acercaba más de lo debido a una de las viviendas del núcleo de Piñeiro. Este retén especializado en incendios urbanos también se ocupó de reabastecer de agua al vehículo del GES.

El fuego, que al final solo quemó una hectárea, corrió alimentado por la maleza y por la fuerza del aire que, sin embargo, amainó poco después de la medianoche ayudando a mantener a raya el incendio. A eso ayudó también la localización, ya que el foco se inició en una zona delimitada por dos pistas asfaltadas y dos predios libres de arbolado.

A pesar de que el fuego se dio por extinguido, a primera hora de la mañana de este miércoles se volvió a ver en el lugar humo abundante, razón por la que el vecindario alertó de nuevo a los servicios de extinción que, de esta vez, enviaron una brigada de medio rural y una motobomba para asegurar todo el perímetro, donde solo quedaban brasas y algunos restos  puntualesde escasa entidad.

No hay datos sobre cómo pudo haberse originado este fuego, aunque por su situación y por la recurrencia de incendios y conatos en ese mismo punto en los últimos años, se baraja la posibilidad de que fuera intencionado

Lea también

Un joven atraca la farmacia de Pedroso y se apoderó de dinero y medicamentos

Sobre las nueve menos cuarto de la mañana de este sábado se recibió una llamada …