Ternera con cáncer

Manuel Molares do Val

La captura en Francia del terrible asesino etarra Josu Ternera, huido desde hace 17 años, es un triunfo de las policías francesa y española, pero una mirada fría al caso permite pensar que posiblemente él deseaba que lo detuvieran.

Enfermo de cáncer, y tras su previsible extradición desde Francia, el Gobierno español lo dejará en libertad para que muera entre los suyos, como ocurrió con el secuestrador de Ortega Lara, Josu Uribetxeberria Bolinaga, liberado en 2012 por padecer la misma enfermedad.

Falleció dos años y medio después gozando de una vida apacible y entre homenajes abertzales.

Cuando vuelva Iñaki de Juana Chaos ocurrirá algo parecido. Autor de al menos 25 asesinatos, gracias sus huelgas de hambre consiguió la libertad tras cumplir solamente 18 años de prisión de los 3.000 que sumaban sus condenas. Huyó a Venezuela donde regenta una licorería.

Ternera, detenido este jueves por la DGSI (el servicio de inteligencia francés) en colaboración con la Guardia Civil acudía a tratamiento médico para su cáncer en un hospital de Sallanches, en los Alpes franceses.

Portaba una gran mochila posiblemente con enseres que podría necesitar tras su arresto, y que quizás le interesaban para su próximo envío a España.

Porque aquí hay magníficos hospitales para tratarlo. Después de algún tiempo volverá a la libertad para, como Bolinaga, recibir homenajes y ser héroe de fiestas populares en las que los niños de fanáticos padres abertzales bailarán en su honor.

Niños como los cinco que asesinó en el atentado a una casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza, en 1987 en el que murieron seis personas más: para no ser juzgado por ello huyó de España en noviembre de 2003, hasta hoy.

Esta detención en tiempo electoral no estará pactada, pero…

Lea también

Amigos de la Ópera

Julia Mª Dopico Vale La entidad coruñesa Amigos de la Ópera ha presentado la nueva …