Aparece el cuerpo sin vida de una mujer en una pequeña playa de Neda, sin aparentes signos de violencia

(furgón judicial)

El cuerpo sin vida de una mujer, D.N.C., vecina de Neda fue localizado en la noche de este sábado en una pequeña zona de playa de la localidad, cerca del Pazo da Merced, sin aparentes signos de violencia.

Según ha informado Protección Civil a Europa Press, la mujer, que vivía sola en la zona próxima a la estación, había quedado con una vecina con la que solía salir a pasear. Le había comentado que tenía pensado ir a la playa a darse un baño antes de salir a caminar.

Pero a las siete de la tarde, la anciana no se acercó al lugar en el que habían quedado, cerca del Pazo da Merced, por lo que su compañera alertó a las fuerzas de seguridad. Los miembros de Protección Civil de la localidad se pusieron en contacto con el Centro Integrado de Atención ás Emerxencias, 112, para informar que habían comenzado a colaborar en un operativo de búsqueda de la mujer.

Además de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, se informó también al GES de Mugardos por si fuese necesaria su colaboración. También intervino en la búsqueda la Guardia Civil.

Finalmente, los miembros de la Guardia Civil encontraron el cuerpo ya sin vida de la mujer en la zona de la playa, en torno a las 23,00 horas, vestida con un bañador. Las fuerzas de seguridad tratan de aclarar las circunstancias del suceso. La zona de playa a la que había acudido a bañarse está dentro de la ría y es de aguas tranquilas, según han precisado desde Protección Civil.

El médico forense autorizó el levantamiento del cadáver y sobre la una de la madrugada de este domingo fue trasladado en un furgón judicial al Hospital Naval del Complejo Hospitalario Universitario-CHUF- de Ferrol en donde a las once de la mañana se le practicó la autopsia para posteriormente ser llevado al Tanatorio Artabria.

Lea también

Un joven atraca la farmacia de Pedroso y se apoderó de dinero y medicamentos

Sobre las nueve menos cuarto de la mañana de este sábado se recibió una llamada …