El personal de Elinco se encierra en la empresa para exigir el pago de los salarios e información claro sobre su futuro

El personal de Elinco acordó en la mañana de este lunes instalarse de manera indefinida en las oficinas de la compañía para exigir información clara y concreta sobre el futuro de la empresa y garantías del pago del salario de junio y de la paga extraordinaria. Esta medida de presión se adopta además, tras la pérdida del contrato con Navantia por la deuda que Elinco tiene con la Seguridad Social y ante las amenazas de un posible concurso de acreedores con propuesta de liquidación.

Elinco Construciones Eléctricas viene arrastrando problemas en el pago de las nóminas desde hace meses, a pesar de ser una de las contratistas con las que Navantia siempre cuenta y de hecho consiguió parte del servicio de electrónica de los AORs, “polo que este contrato debería garantir a viabilidade da empresa cando menos até a súa finalización, máis aínda cando Elinco ten presenza tamén noutros sectores”, explica Ramón Fernández Alfonzo, de la CIG-Industria de Ferrol.

En este sentido, señala que, además del impago de los salarios, la compañía acumula una deuda con la Seguridad Social de tres meses lo que provocó que Navantia había impedido el acceso de los trabajadores/as al astillero y la suspensión del contrato de los AORs. A raíz de este hecho, desde el pasado miércoles, los trabajadores/as se están concentrando todos los días a las siete de la mañana delante de las oficinas de Elinco en el Polígono de As Lagoas para exigir explicaciones a los propietarios.

El comité reclama soluciones

Sin embargo, las respuestas de la empresa no hacen más que incrementar las incertidumbres entre los 67 trabajadores/as fijo y los más de 20 temporales a los que Elinco ya les comunicó su despido el pasado viernes. “Até agora o único que nos comentaron é que sen o contrato de Navantia a empresa é inviábel, porque as facturas que pagaba Navantia eran as que entregaban aos bancos para conseguir liquidez”,   apunta Fernández Alfonzo.

Ante esta compleja situación, la dirección estudia solicitar concurso voluntario de acreedores con propuesta de liquidación, y al tiempo habla de una posible solución dentro del concurso, ya que, según dicen, hay un inversor interesado en adquirir los activos de Elinco. “Unha información que contradín os avogados da empresa, que parecen ter outros plans para eses cartos”.

“Elinco fala de varias propostas pero non concreta ningunha saída que garanta o futuro dos empregos e o pago das nóminas”, advierte el representante sindical. Para atajar este crítico escenario, el comité ya solicitó por escrito a la dirección que presente un expediente de regulación temporal de empleo y un extintivo (con afectación voluntaria para quien se quiera adherir), ya que a través de este procedimiento el personal mantendría la vinculación laboral con Elinco y podría acceder de inmediato a la prestación por desempleo, sin tener que esperar la que se resuelva el concurso.

Trabajadores de Elinco en protesta por el retraso abono nóminas (8 abril 2019)

La factura pendiente de Navantia, que sirva para pagar los salarios

A este respeto, la representación social exigió de la empresa que garantice que la factura de Navantia que está pendiente de cobrarse se utilizará para abonar los salarios de junio y la paga extraordinaria a todo el personal. “Hai un problema grave de liquidez que descoñecemos de onde vén“, añade Ramón Fernández, mientras recuerda que a día de hoy Elinco es propiedad al 100% de Grupo Elinco, una estructura societaria constituida hace poco por los tres socios propietarios, que además cuentan con otra empresa, Innain Technologies, a donde, según la CIG,  estuvieron desviando carga de trabajo. “Esiximos información clara sobre as contas e saber que plans teñen para esta empresa. E mentres non teñamos esa información, seguiremos dentro das oficinas“, concluye.

Reunión con la empresa

A las 16.30 horas se celebró en la sede de la empresa una reunión de los representantes de los trabajadores con la dirección de Elinco y con sus abogados.

La empresa comunicó el inicio de período de consultas. Propone ERE extintivo entregando una memoria económica calificada por los trabajadores como ” muy mediocre” y respecto al deber de entregar las cuentas, “se remitieron a una copia de las cuentas sin auditar entregada en una reunión celebrada la semana pasada. No entregando cuentas del grupo porque consideraron que no tiene deber legal” señalan los trabajadores..

La dirección de la empresa va a mantener en estos dos próximos días varias reuniones con Navantia y un posible inversor para estudiar la posible viabilidad de la empresa previa recuperación de los contratos, y entrada de ese inversor en el capital de la empresa.

El comité reclama ERE suspensivo porque considera que la dirección debe hacer lo que esté en su mano para garantizar la continuidad del proyecto empresarial, porque es la solución más ágil para el personal, no sufrir un período de impagos dilatado en el tiempo, y porque la posibilidad de una venta de la unidad de la productiva en sede concursal puede ser una opción plausible.

Además, el desvío de los contratos a favor de otra empresa del grupo planea sobre este escenario, y la desvinculación total y pactada parece una temeridad para los representantes del personal.
Este martes a las 10 h se concentrarán en la entrada del Ayuntamiento de Narón. y el miércoles en las puertas de Navantia.

Lea también

Roban en la Estación de Servicio de Xuvia, en Narón

Un nuevo robo se ha cometido en la zona de Xuvia, en Narón, en esta …