El regente de un club del Ortegal niega contratación irregular y dice que las mujeres «trabajaban para ellas»

(EP)-Un regente de un club de alterne en Cedeira, acusado de contratar de forma irregular a siete personas que no estaban dadas de alta en la Seguridad Social, ha declarado que las mujeres que estaban en su local eran «clientas» y ha negado haber obtenido «beneficio» de los servicios que realizaban, ya que «trabajaban para ellas».

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido este miércoles el juicio contra este hombre, que se enfrenta a una pena de dos años de prisión y una multa de 3.240 euros por un delito contra los derechos de los trabajadores, en relación a la supuesta contratación irregular de siete trabajadores (seis mujeres y un camarero). Tres de las contratadas irregularmente son de nacionalidad keniana y dos brasileñas, que no tienen permiso para trabajar en España.

Ante el tribunal, el hombre ha negado que las mujeres que estaban en su club trabajasen para él realizando servicios de alterne. «Trabajaban para ellas», ha dicho este acusado, quien, a preguntas de la Fiscalía, ha negado obtener beneficio de la actividad desarrollada por ellas.

Según su versión, algunas de estas mujeres ni siquiera realizaban servicios en el local, sino que acudían al mismo a «tomar copas» como clientas. «Cada una iba cuando quería», ha añadido ante el tribunal.

DECLARACIÓN DE LAS MUJERES
En la sesión también han declarado algunas de las mujeres que se encontraban en el local cuando se realizaron las inspecciones. Dos de ellas han asegurado que solo eran «clientas» del bar, al que acudían a tomar alguna copa de vez en cuando. «No trabajaba allí», han afirmado estas dos mujeres, que aseguran no saber si había mujeres que realizasen trabajos de alterne en el local.

Mientras, una tercera ha reconocido realizar servicios de alterne en el bar regentado por el acusado, pero ha puntualizado que trabajaba por su cuenta y que no rendía cuentas al procesado. «Yo iba cuando me apetecía. Yo ponía el precio de las copas que me tomaba con los clientes», ha declarado esta mujer, que ha dicho desconocer si había otras mujeres realizando este mismo servicio.

Por su parte, la subinspectora de Trabajo que acudió en persona hasta el local el día en el que tuvo lugar la inspección ha declarado que fueron las chicas quienes, en su día, le reconocieron mantener una relación de trabajo con el procesado, quien «les pagaba al final de la jornada» en función de la cantidad de copas tomadas con clientes.

En el local «había chicas alternando con clientes», declara esta responsable, que desconoce si, además del servicio de alterne, había mujeres que ejerciesen la prostitución.

Lea también

Detenido en Lugo un ferrolano por cultivar marihuana y setas alucinógenas

Agente de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría Provincial de Lugo encargados de la …