«El papa Francisco no le teme a un cisma»

Juan Julio Alfaya-(juanjulioalfaya@gmail.com)

¿Por qué el papa Francisco dice que no le teme a un cisma en la Iglesia católica? En primer lugar, porque en la Iglesia católica hubo muchos cismas, algunos muy importantes, y seguirá habiéndolos. Por una u otra razón, los cismas son inevitables. En segundo lugar, porque Francisco conoce perfectamente de dónde provienen los ataques a su persona, a la unidad de la Iglesia y cuál es su “ideología“. En tercer lugar, porque la Iglesia católica no es una institución humana más, sino que está fundada por Cristo, que es su cabeza y la roca sobre la que está edificada.

¿Qué cismas hubo en la Iglesia?

En el siglo IV fue el donatismo, que se inició en Numidia (la actual Argelia), y fue promovido por Donato, obispo de Cartago. El nestorianismo fue promovido por un monje llamado Nestorio, sirio, del siglo V, que murió en el desierto de Libia entre 440 y 451. El nestorianismo se extendió desde la India hasta Siberia y actualmente subsisten algunas congregaciones en Oriente. El monofisismo, que apareció en el siglo IV, sostiene que en Jesús solo está presente la naturaleza divina, pero no la humana. Subsiste en la actualidad en Iglesia ortodoxa de India y la Iglesia copta, en Egipto, que tiene su propio papa, Teodoro II.

Mucho más importante fue el cisma de Oriente y Occidente (año 1054). Ese año el papa de Roma, León IX, y el patriarca de Constantinopla, Miguel I Cerulario, se excomulgaron mutuamente, dando lugar a dos iglesias separadas e independientes, la católica y la ortodoxa. Ambas reivindican la exclusividad de la fórmula: “Una, Santa, Católica y Apostólica”, considerándose cada una como la única heredera legítima de la Iglesia primitiva.

En la Reforma protestante se mezclaron al menos cuatro cosas: el cisma, la herejía, la política y la imprenta moderna. Obviamente no me puedo extender en cada una de ellas. 1º Hubo cisma porque Lutero se separó formalmente de la Iglesia católica al negar la autoridad del Papa. 2º Las herejías de Lutero están todas contenidas en “Las noventa y cinco tesis”, cuyo título en castellano es “Cuestionamiento al poder y eficacia de las indulgencias”, siendo la más importante la negación de la autoridad pontificia. 3º Hubo clarísimos intereses políticos por parte de ambos bandos, papistas y reformistas. 4º La imprenta moderna jugó un papel decisivo al permitir la edición y publicación de cientos y después miles de biblias que antes eran laboriosa y pacientemente manuscritas.

Movimientos cismáticos actuales

a) La Fraternidad Sacerdotal San Pío X es el más conocido. La FSSPX es una sociedad internacional de sacerdotes católicos tradicionalistas. Fue fundada en noviembre de 1970 en torno a Marcel Lefebvre, un arzobispo francés conocido por su oposición al “rumbo modernista y protestantizante” tomado por la Iglesia católica después al Concilio Vaticano II (1962-1965). Rechazan la “misa nueva” y celebran la “misa tridentina” o misa de san Pío V, que estuvo vigente desde 1570 a 1962.

b) El sedevacantismo (de “sede vacante”) constituye un cisma no consumado, ya que carecen de un líder que los aglutine y represente. Por otra parte, en este movimiento existe una evidente desunión entre los grupos que lo componen motivada por cuestiones teológicas, canónicas y sacramentales. Los sedevacantistas se organizan en congregaciones, uniones pías o ministerios independientes, con un pequeñísimo número de afiliados cada grupo.

Los sedevacantistas forman un movimiento heterogéneo en el que todos los grupos coinciden en una ideología de mínimos: a) el rechazo de la “misa nueva” (Novus Ordo Missae) que consideran semejante a los cultos protestantes, b) el rechazo al Concilio Vaticano II y su actual vigencia, y c) la calificación de modernistas y protestantes a todos los adherentes tanto al Concilio Vaticano II como al Papa Francisco.

El sedevacantismo niega la validez de todos los pontificados recientes, es decir, el de Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, los dos primeros por haber realizado el Concilio y el resto por mantener su doctrina en vigencia.

Entre los sacerdotes sedevacantistas más conocidos se encuentra Anthony Cekada en

sedevacantista español Pablo de Rojas.

los Estados Unidos. En España tenemos al “obispo” excomulgado Pablo de Rojas que mantiene lazos con otros “thucistas” o seguidores del vietnamita Pierre Martin Ngo Dinh Thuc (1897-1984) que, desde Estados Unidos, se dedicó a ordenar sacerdotes y consagrar obispos a todo tipo de personajes sedevacantistas y rebeldes a Roma, incluyendo los obispos de la “iglesia del Palmar de Troya”. Pablo de Rojas tiene 29 años y es de Linares (Jaén). Su familia se dedica a los negocios inmobiliarios y a la alta joyería, y él confiesa que vive de rentas. ¡Qué suerte tienen algunos! Pablo de Rojas se hace llamar ‘Su Excelencia Reverendísima Monseñor Pablo de Rojas’.

En fin, mucho ruido y pocas nueces, pues los movimientos cismáticos actuales se caracterizan todos ellos por su marginalidad y escaso seguimiento. Y esto lo sabe el Papa Francisco y ahora también lo saben ustedes. Si surgen algunos más, trataremos de escribir sobre ellos llegado el momento, pues no me gusta publicar nada basado tan sólo en sospechas o presentimientos.

 

Lea también

Un presente gris y mediocre

Pedro Sande García Me pregunto si el motivo de haber estado más de dos meses …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *