Brillante cierre, en el Tercio del Norte, de los actos de recuerdo del 448 aniversario de Lepanto

Fot. Galicia Ártabra

Continuando con los actos organizados por la Infantería de Marina con motivo del 448 aniversario de la Batalla de Lepanto a las doce de la mañana de este miércoles se celebró un acto militar en el patio de Armas del Quartel de Dolores, sede del Tercio del Norte.

Acompañando al Coronel-jefe del Tercio del Norte, Juan Ruesta Botella, se encontraban la subdelegada del gobierno en A Coruña, Pilar López Riobóo; el delegado de Defensa en Galicia, Coronel, Antonio Bernal Martín; directores de las Escuelas de Especialidades de la “Antonio de Escaño” y Esengra, Capitanes de Navío Manuel Aguirre González y Francisco Javier Vázquez Sanz; Comandante de la 31ª Escuadrilla de Escoltas, Capitán de Navío Santiago Vila Barrón; Jefe del Estado Mayor de la Fuerza de Protección de la Armada (FUPRO), Coronel de IM José Sanz Alisedo; comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía en Ferrol-Narón, Jorge Manuel Rubal Pena; así como otros mandos de la Armada y de la Guardia Civil.

Las fuerzas, dos compañías, escuadra de gastadores, unidad cinológica (canina) y Unidad de Música, se encontraban formadas en el Patio de Armas, al mando del comandante Daniel López Cabanas.

Fot. Galicia Ártabra

A dicha hora el Comandante de la Fuerza de Protección de la Armada (GEPROAR), general  Carlos Pérez-Urruti Pérez, fue recibido en el patio de Armas por el coronel Juan Ruesta Botella y tras rendirle los honores de ordenanza pasó revista a las fuerzas.

Fot. Galicia Ártabra

CONDECORACIONES

Fot. Galicia Ártabra

Comenzó el acto con la lectura de Leyes Penales y seguidamente se procedió a la imposición de condecoraciones .

Placa de San Hermenegildo, al Brigada Francisco J.Lamas Martínez.

Encomiendas de San Hermenegildo, al Brigada músico Eusebio López Sala y al brigada Julián Félix Marín Campos.

Cruz al Mérito naval, con distintivo blanco, al Sargento músico Eduardo Mallén Candel; Cabos primeros Francisco Ruiz Rodríguez y Tomás Cupeiro Guizán; y Soldado Elias Manso García.

Cruz de San Hermenegildo, al Capitán Juan Bértalo Saavedra.

Cruz de Bronce a la Constancia en el servicio, a los cabos Alejandro Martínez Martínez, Roberto Domínguez Janeiro y Alberto Soto Barrio.

PALABRAS DEL CORONEL RUESTA

Fot. Galicia Ártabra

El coronel Juan Ruesta Botella pronunció unas palabras que inició felicitando ”a los que hoy habéis sido condecorados , que ese reconocimiento de vuestro buen hacer y del buen servicio a España y a los españoles nos sirva de ejemplo y os dé el impulso para seguir cumpliendo vuestros cometidos como soldados de Marina como lo habeis hecho hasta ahora. Que os sintáis tan orgullosos, como mínimo, como los demás componentes de este Tercio nos sentimos de vosotros”.

 Recordó como el 7 de octubre de 1571 la Santa Alianza vencía a la mayor flota que jamás había sido puesta en la mar en aguas del golfo de Lepanto parando el avance del entonces mayor enemigo de Europa que era el imperio otomano.

En este acto militar queremos mostrar un recuerdo a aquellos soldados y marineros que combatieron en aquella jornada”.

“No es casualidad que este 448 aniversario se celebre en una unidad de Infantería de Marina, unidad heredera de aquellas que combatieron al abordaje en esa jornada.

Cervantes, un soldado de la Armada

No es casualidad que una de esas unidades fuera el Tercio de Armada del Mar Océano y que uno de sus componentes fuera el mayor escritor que han dado las Letras Españolas. Ese que puso en boca del hidalgo manchego don Quijote que “nunca la pluma embotó a la espada ni a espada a la pluma”. Me refiero a Don Miguel de Cervantes y Saavedra, Príncipe de los Ingenios que siendo un joven arcabucero, soldado de la Armada, fue herido en el pecho y en su mano izquierda, quedando con él el sobrenombre del “manco de Lepanto” y que le llevó a escribir en el prólogo de su gran obra Don Quijote de la Mancha, que aquella batalla fue “la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes y esperan ver los venideros””.

“Una vez más la Armada española y sus Tropas de Mar, la Infantería de Marina, escriben una de las más gloriosas páginas de la Historia de España.
Esta ceremonia de homenaje a aquellos hombres que llenaron de gloria a España tiene lugar en estos muros del Quartel de batallones en donde está una Unidad que ha heredado esa forma de combatir por tierra y por mar que tenían aquellos Tercios Viejos de Armada, esas unidades formadas por valientes por tierra y por mar y que han hecho de este lema su forma de servir a España durante siglos·”

Recuerdo a los que están lejos de sus hogares

Fot. Galicia Ártabra

Después de referirse de haber heredado “los que vestimos el uniforme con la sardineta en la bocamanga y la franja partida” la nobleza y la valentía “de aquel soldado de mar”el Coronel Ruesta felicitó “a todos los soldados de Marina y en especial a aquellos que se encuentran hoy lejos de sus hogares y de sus seres queridos, a nuestros compañeros que están velando por nosotros al servicio de España en aguas del Pacífico a bordo de la fragata “Méndez Núñez”, en aguas de la Bahía de Cádiz a bordo de la fragata “Victoria” y aquellos que están cumpliendo cometidos de seguridad en las instalaciones navales de Ferrol, Mougá y Fuenterrabía, a los que están escoltando a los Comandantes de Marina en Bilbao y San Sebastián y a los vehículos que dirigen a Madrid a participar en el desfile en el Día de la Fiesta Nacional”.

Apoyo de las familias

Como es de bien nacidos ser bien agradecidos no puedo terminar sin antes felicitar a los infantes de Marina consortes, los que sin vestir el uniforme contribuyen día a día a nuestro empeño. Hablo de nuestros queridos y sacrificados familiares que comparten nuestros anhelos y facilitan nuestra preparación al hacerse cargo de nuestras circunstancias sin pedir nada a cambio”

Tras agradecer también “la presencia y continuo apoyo a nuestros compañeros de los otros Cuerpos de la Armada, sin ese apoyo y colaboración no podríamos ser y actuar como lo hacemos” finalizó “antes de concluir , rogar a nuestra Patrona la Virgen del Carmen y a nuestro santo Patrón San Juan Nepomuceno que nos guíen y nos den salud para seguir recordando a estos héroes que llenaron de gloria la Historia de España”.

Y como muestra inequívoca de nuestra firme voluntad de hacer del lema delk Cuerpo de Infantería de Marina nuestro estilo de vida os pido que unáis vuestras voces a la mía para gritar –Valientes por tierra y por mar“, palabras estas que fueron respondidas por todos los presentes.

DECÁLOGO, HIMNO Y DESFILE

Fot. Galicia Ártabra

Tras estas palabras se dio lectura al cuarto mandamiento del Decálogo del Infante de Marina que fue recitado por todos los infantes presentes “Seré siempre respetuoso con las tradiciones del Cuerpo, estaré orgulloso de su historia y nunca haré nada que pueda desprestigiar su nombre”.

Fot. Galicia Ártabra

A continuación la Unidad de Música interpretó el Himno Glorioso de la Infantería de Marina (“A luchar, a luchar/ bravos Infantes de Marina;/ a vecer o morir/ por defender la noble España./ Por su honor, por su honor/ luchemos todos sin cesar/ hasta lograr de nuestro suelo/ la admiración del mundo entero”
“Gloria a los valientes /que por mar y tierra/heroicamente murieron/defendiendo su Bandera. Sigamos su ejemplo/ de valentía sin par,/que los Infantes de Marina/ gloriosamente saben triunfar”) que fue cantado por los asistentes al acto, dándose por finalizado el mismo con el desfile de la Fuerza.

Fot. Galicia Ártabra

Posteriormente se ofreció una copa de vino en la que se brindó por el primer militar, S.M. el Rey.

Fot. Galicia Ártabra

Lea también

Sala Marinera-Publicaciones

JS DE ELCANO: EMBAJADOR Y NAVEGANTE Lujoso e interesante ejemplar es el que acaba de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *